fbnoscript
3 de marzo de 2016 | #1401

El clasismo va por el sindicato del Neumático

La necesidad de reagrupar a todas las fuerzas que se reivindican independientes a la burocracia sindical para enfrentar a Wasiejko está al orden del día, ya que se presenta la posibilidad concreta de derrotarlo
Se acerca la fecha de las elecciones del gremio y la discusión sindical y política está al rojo vivo en todas las fábricas del neumático. En Pirelli, decenas de trabajadores se movilizaron a las puertas de la seccional Oeste en repudio al acuerdo firmado por la dirección kirchnerista de Pedro Wasiejko, que ha impuesto una reducción salarial en regla. Sucede que la tan mentada “reducción horaria” no ha sido tal. El régimen anterior era de doce horas diarias con una semana de cuatro días de trabajo y tres de franco. Ahora, la empresa obliga a los trabajadores a quedarse luego de ocho horas y media de trabajo para cumplir con los niveles de producción habituales, durante seis días a la semana, con horas extras que son abonadas al 50% de la hora normal. Antes del acuerdo, los trabajadores continuaban trabajando en el franco y cobraban la hora al 200%. Pirelli produce lo mismo y paga menos salario. La burocracia violeta del kirchnerista Pedro Wasiejko no se anima a dar la cara frente a este acuerdo antiobrero. Reacciones similares se suceden en Firestone contra los atropellos patronales en connivencia con la seccional sur y el sindicato. Por su parte, la seccional de San Fernando ha lanzado nuevas exigencias económicas frente al recorte salarial que significó la última escalada inflacionaria.
 
La “novedad” política en Fate, nucleada en la Seccional San Fernando, ha sido el anuncio de la integración a la lista Violeta del delegado de sector Marcelo Gallardo, integrante de Patria Grande. Gallardo había encabezado la lista Negra-Verde a nivel nacional en las últimas elecciones, en aquella ocasión, de la mano del ala michelista de la CTA. En esa oportunidad, desde las páginas de Prensa Obrera alertábamos sobre la interna burocrática rechazando votar en la elección nacional a Gallardo. Su asimilación a la burocracia sindical kirchnerista ha sido repudiada masivamente por los trabajadores que vienen de participar en la asamblea general del gremio enfrentándose a Wasiejko y sus patotas, que poco pudieron hacer frente a la importante participación obrera. Gallardo, en soledad, se integra a la Violeta a sabiendas que, de darse una elección en su sector, sus propios compañeros no lo elegirían.
 
Estamos en presencia del ejemplo más claro del destino de la política de “frente único” con el kirchnerismo. En la carta donde explica su posición ataca a la seccional por su “diferenciación permanente” con el sindicato, defiende “el acuerdo de reducción horaria en Pirelli” e indica que se integrará a la directiva del sindicato “sin perder la identidad”. Este vergonzoso anuncio podría haberse producido hace mucho tiempo, ya que Gallardo y Patria Grande han boicoteado todas las iniciativas del Sutna San Fernando, incluida la enorme lucha junto al clasismo por derrotar el impuesto al salario, en ese momento defendido a ultranza por el gobierno kirchnerista y la burocracia de su palo.
 
Este anuncio se da a días de la convocatoria a elecciones, con la intención de reflotar a la Violeta en Fate en el momento de su mayor disgregación como resultado del éxito de la política de lucha y democracia sindical de la Negra. Gallardo y Patria Grande han dejado de ocultar su verdadera “identidad”, forman parte de los que “cavan trincheras con la burocracia” contra los trabajadores y el clasismo, que se disponen con mayor fuerza que en el pasado, a derrotar a Wasiejko.
 
La Lista Negra y la actual seccional de San Fernando se han transformado en la referencia indiscutida de todos los trabajadores del gremio que se oponen a las patronales y a la política entreguista de la violeta de Wasiejko. Esto quedó claro en la asamblea general, donde Alejandro Crespo derrotó a Wasiejko en la elección del presidente de la asamblea. En particular en Fate la seccional ha conquistado una enorme autoridad a fuerza de luchas colectivas de los trabajadores y grandes conquistas como la duplicación del pago de horas por fraccionamiento de vacaciones, la recategorización de centenares de compañeros, el desplazamiento del departamento médico de planta como prestador de la ART (la patronal no puede dar altas médicas), las conquistas en condiciones de trabajo (como los espacios de descanso refrigerados para los sectores de alta carga térmica), la mantención de todos los ítems del salario bajo licencia médica,  la devolución de miles de pesos por el erróneo descuento del impuesto al salario y la absoluta defensa de los puestos de trabajo, con la reinstalación de cada intento de despido utilizando el método del paro general de planta.  
 
La necesidad de reagrupar a todas las fuerzas que se reivindican independientes a la burocracia sindical para enfrentar a Wasiejko está al orden del día, ya que se presenta la posibilidad concreta de derrotarlo. La acción común y la lista nacional con los compañeros de la Lista Roja de Fate es un gran paso en ese sentido. Llamamos a las otras fuerzas que tienen alguna presencia en el neumático a sumarse a esta pelea por recuperar el sindicato y llamamos a los trabajadores a rechazar cualquier intento divisionista que favorezca a la burocracia sindical y a los que se han integrado a ella. Vamos por un sindicato en manos de sus trabajadores, para enfrentar a las patronales y el ajuste del gobierno de Macri.

Compartir

Comentarios