fbnoscript
31 de marzo de 2016 | #1404

Córdoba: crece la autoconvocatoria estatal

Los estatales cordobeses, lejos de dejar pasar el ajuste oficial, han profundizado las medidas de resistencia redoblando las asambleas por turno que impulsaron cortes y movilizaciones. Durante la noche del 22 de marzo, más de cien trabajadores del turno noche y compañeros a contraturno del Hospital Neonatal, junto a vecinos y familiares, hicieron una marcha de antorchas con la participación de los tres gremios (UTS, ATE, Atsa), donde se rechazó el acuerdo de miseria salarial firmado por el Sindicato de Empleados Públicos (SEP)

Los estatales cordobeses, lejos de dejar pasar el ajuste oficial, han profundizado las medidas de resistencia redoblando las asambleas por turno que impulsaron cortes y movilizaciones. Durante la noche del 22 de marzo, más de cien trabajadores del turno noche y compañeros a contraturno del Hospital Neonatal, junto a vecinos y familiares, hicieron una marcha de antorchas con la participación de los tres gremios (UTS, ATE, Atsa), donde se rechazó el acuerdo de miseria salarial firmado por el Sindicato de Empleados Públicos (SEP).

Durante la mañana del 23, decenas de hospitales del interior de la provincia y la capital organizaron mateadas, que contaron con enorme adhesión de los compañeros y, en asambleas, definieron más medidas de lucha. Los tres hospitales del Polo Sanitario salieron masivamente a un corte de calzada con gran participación incluso de pacientes. Lo mismo sucedió en el Neuropsiquiátrico.

La autoconvocatoria es especialmente importante entre los jóvenes médicos residentes, que se encuentran sometidos a condiciones laborales de superexplotación, con salarios que no superan los 10.800 pesos con “aumento SEP” incluido. Los residentes, que en general no se encuentran afiliados a ningún sindicato, se han organizado en asamblea general con participación de distintas áreas y han resuelto parar y movilizar junto al resto de los trabajadores.

Mientras tanto sigue la organización y la lucha de las compañeras despedidas, que en algunas dependencias ya lograron su reincorporación, como es el caso de la secretaria de Violencia. A la lucha contra los despidos, se sumaron las compañeras de la Sala Cuna de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), que dependen del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. La universidad y la provincia decidieron cerrar las únicas salas cuna con las que contaban las estudiantes de la UNC, el Instituto Provincial de Educación Física (Ipef), la Ciudad de las Artes y el Montes Pacheco.

La movilización golpea al gobierno

Luego de que los trabajadores ganaran las calles unidos. El gobernador, Juan Schiaretti, tomó nota y comenzó a convocar a los diferentes sectores a una negociación dividida. Primero lo hizo con la agrupación Médicos Unidos (los únicos ausentes en las movilizaciones) para pactar un arreglo por fuera del conjunto de los estatales en lucha.

Posteriormente, convocó a UTS, ATE y Atsa, siempre por separado. La propuesta del gobierno es un plus del 6% para la categoría 1, que incluye a médicos y otros profesionales, lo que supone otra maniobra divisionista. El único fin del gobierno es romper la unidad gestada hacia adentro de los hospitales y establecimientos.

Los trabajadores han repudiado estas maniobras y prometen no dejar pasar ningún acuerdo sectorizado y sin la decisión del conjunto. Entre las medidas votadas en las distintas asambleas y plenarios de delegados, se resolvió adherir al paro de la CTA del 29M.

Hay que tomarlo como propio y avanzar en una enorme jornada de protesta. El 16 de marzo, con motivo del paro de CTA, se realizó una gran movilización callejera.

Para quebrar la maniobra del gobierno hay que avanzar en una gran asamblea que vote una mesa paritaria con representación del conjunto de los sectores en lucha y de los sindicatos que rechazaron el acuerdo (UTS, ATE, Atsa).

Va madurando la tendencia hacia una gran movilización estatal que imponga un paro provincial y arranque la paritaria que los trabajadores exigen (45% indexado por inflación), la reincorporación de los cientos de despedidos, y la derogación de la ley 10333. Hacia allá vamos.

 

Compartir

Comentarios