fbnoscript
7 de abril de 2016 | #1405

Despidos en Nextel

Por el paro y ocupación hasta la reincorporación de todos
En la última semana de marzo se produjeron alrededor de 150 despidos en la empresa de telecomunicaciones Nextel, que se suman a otros que se venían dando desde el año pasado en áreas de cobranzas, crédito, ventas, etc.
 
Nextel había sido comprada por Cablevisión/Clarín en septiembre del año pasado, pasando a compartir acciones con el grupo financiero Fintech, que también está dentro de Cablevisión y acaba de comprar nada más y nada menos que Telecom.
 
El objetivo de estos despidos es avanzar en el vaciamiento de Nextel a nivel nacional, cerrando sucursales y edificios y reduciendo la empresa a la que los usuarios denuncian por mal funcionamiento, que se debe a la falta de inversiones en equipos y terminales.
Se trata de una política de desguace de Nextel para mantener sólo sus áreas más rentables.
 
Ante los despidos, los delegados y trabajadores de Nextel impulsaron en la mayoría de los edificios asambleas permanentes (en los hechos paro de actividades). Esta medida fue levantada cuando el Ministerio de Trabajo “dictó” la “conciliación obligatoria” a cumplir desde el 1˚ de abril. Pero la patronal no la acató, impidiendo el ingreso de los despedidos, reforzando la seguridad policial en la puerta de los edificios y colocando un enorme vallado en la sede de Paseo Colón.
 
A pesar de esta provocación anti obrera, la directiva de Foetra decidió levantar las medidas de lucha (asamblea permanente, movilización en la puerta, etc.) planteando que “a pesar del incumplimiento de la empresa Nextel, nuestro gremio seguirá respetando el acuerdo al que habíamos llegado con el ministro Jorge Triaca y denunciamos la negativa de la firma en el mismo Ministerio de Trabajo”.
 
Pero el incumplimiento de la “conciliación obligatoria” por parte de la patronal plantea retomar las medidas de lucha inmediatamente. De lo contrario, la farsa de la “conciliación” será un arma para viabilizar este ataque contra los trabajadores.
 
Los sindicatos telefónicos deben intervenir con una política independiente de los diferentes intereses patronales en disputa. Deben defender la estabilidad laboral y las condiciones de trabajo de todos los trabajadores, sin distinción entre planta permanente, contratados, fuera de convenio, convencionados, afiliados o no afiliados.
 
• Ningún despido. De lo contrario, la consigna “si tocan a uno, tocan a todos” es un simple slogan que no se aplica a la lucha real.
 
• Por el correcto encuadramiento de los “fuera de convenio”. No al vaciamiento.
 
• Que se convoque al plenario de delegados de Foetra para votar un plan de lucha por la reincorporación de todos los compañeros despedidos.
 
• Por el adelantamiento de la paritaria salarial. El gremio no puede esperar hasta junio en medio de los descuentos del impuesto al salario y la inflación y los tarifazos.
 
• Por una gran movilización de todo el gremio. Por el paro y ocupación de Nextel hasta la reincorporación de todos los despedidos. 
 

Compartir