fbnoscript
26 de mayo de 2016 | #1412

Córdoba: paro del transporte interurbano por el 40%

Se desarrolló un paro total en el transporte de pasajeros en la provincia de Córdoba durante los días 21, 22 y 23 de mayo. La medida fue dispuesta por la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor que representa a todos los choferes del transporte interurbano provincial y urbano de todas las ciudades, a excepción de la ciudad Capital donde la representación la detenta UTA. Más de 4000 trabajadores participaron de la medida, que se decidió luego que terminara el plazo de la conciliación obligatoria.

Se desarrolló un paro total en el transporte de pasajeros en la provincia de Córdoba durante los días 21, 22 y 23 de mayo. La medida fue dispuesta por la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor que representa a todos los choferes del transporte interurbano provincial y urbano de todas las ciudades, a excepción de la ciudad Capital donde la representación la detenta UTA. Más de 4000 trabajadores participaron de la medida, que se decidió luego que terminara el plazo de la conciliación obligatoria.

La huelga tiene como objetivo reclamar por el 40% de aumento al básico y todos los adicionales, retroactivo a abril, en una cuota y sin sumas no remunerativas. La determinación de la cifra fue impulsada por la oposición combativa a la actual conducción gremial. En el mes de abril esa “oposición” impulsó un petitorio que juntó más de 700 firmas para que la Comisión Directiva de la AOITA convocara una asamblea general donde se discutiera el monto del aumento y el plan de lucha para lograrlo. La conducción no convocó a la asamblea, pero la iniciativa produjo tal agitación que terminó imponiendo el reclamo del 40%.

Sucede que el año pasado, los trabajadores de AOITA recibieron un 33% de aumento que se terminó percibiendo totalmente recién en diciembre, mientras la tarifa aumentó por encima del 54% anual. Los aumentos logrados en los años anteriores tuvieron un fuerte componente de sumas no remunerativas y en la mayoría de los casos se desconocieron los retroactivos. El deterioro salarial tiene un largo derrotero. Un volante de la “oposición” expresaba por abril: “En el 2009 el básico del conductor de media era equivalente a 1410 boletos de Córdoba a Villa Allende ($ 2,90). Si hoy el básico se calculara en esos 1410 boletos estaríamos cobrando $24000 aproximadamente, y sin embargo se cobra $16.530 en bruto”.

Ante el reclamo salarial, el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria que fue acatada sin cuestionamientos por la Comisión Directiva del sindicato. Una vez terminada la misma se decretó el paro, e inmediatamente los trabajadores se instalaron en la terminal de colectivos de Córdoba. El lunes 23 de mayo más de 2500 trabajadores se hicieron presentes en la terminal para bancar el paro. Parecía que la huelga continuaba, pero la conducción logró levantar la medida con la promesa de una reunión con Triaca y una nueva convocatoria a la lucha para esta semana que podría ser un paro de cuatro días. La conducción dejó en claro que no iba a reclamar el pago de los días caídos, “día no trabajado día no pagado” dijo.

El empresariado no opuso mayor resistencia al paro. Resulta evidente que buscan nuevos subsidios nacionales o provinciales, o aumento de tarifas para hacer frente al aumento y engrosar sus millonarias ganancias. Quien sí se exaltó fue el gobierno de Schiaretti, que pretendió desalojar la terminal a fuerza de represión, pero la firmeza de los trabajadores desalentó la medida. Sin embargo, el Ministro de Trabajo provincial comenzó una cruzada contra la lucha de AOITA, amenazando con una segunda conciliación obligatoria en el ámbito de la provincia, e incluso imponer un ilegal “arbitraje obligatorio”. Recordemos que la provincia otorgó apenas un 26% a docentes y estatales.

La lucha de los trabajadores de AOITA puede y debe triunfar. Solo es necesario desatar todas las fuerzas de los trabajadores, convocando una asamblea general que defina un plan de lucha y la huelga general indefinida. Es importante reclamar la apertura de los libros de las empresas, pues ello dejara claro frente a la población trabajadora quien es el verdadero responsable de que no haya transporte. También quedarán al desnudo los intereses del gobierno de Schiaretti en atacar la lucha; el transporte interurbano, que depende del gobierno provincial, está dominado por los permisos precarios de concesión, los subsidios millonarios y tarifas altísimas que pagan los trabajadores.  

En esta nota:

Compartir

Comentarios