fbnoscript
26 de mayo de 2016 | #1412

Foetra: maniobras para unas paritarias “responsables”

El primer plenario de delegados de Foetra del año, realizado la semana pasada, marcó un nuevo paso en la burocratización de la dirección Azul y Blanca. El secretario general, Osvaldo Iadarola, manipuló la lista de oradores para evitar que se desenvolviera el debate y cortó la lista cuando quedaban decenas de delegados con mandatos para intervenir
Por Pablo Eibuszyc Delegado Foetra
El primer plenario de delegados de Foetra del año, realizado la semana pasada, marcó un nuevo paso en la burocratización de la dirección Azul y Blanca. El secretario general, Osvaldo Iadarola, manipuló la lista de oradores para evitar que se desenvolviera el debate y cortó la lista cuando quedaban decenas de delegados con mandatos para intervenir.
 
El plenario empezó con la información de la directiva de que se tratarían 3 puntos: 1) la paritaria salarial; 2) las inequidades entre el convenio de la telefonía móvil y fija y 3) los despidos en Nextel. Pero, a mitad del primer punto, la mesa cortó la lista de oradores y votó su propuesta de un 39% para llevara a la mesa de la paritaria, que va de julio de 2016 a julio de 2017. 
 
El plenario no pudo debatir el balance de Nextel, respecto del cual Claudio Marín, secretario adjunto de Foetra, planteó que fue un triunfo y un ejemplo para todo el movimiento obrero. Ocultó que durante dos meses mantuvo una “conciliación voluntaria” con la empresa en el Ministerio de Trabajo, sin medidas de lucha y con los despedidos afuera, lo que le permitió a la patronal avanzar con los despidos y retiros “voluntarios”. El resultado fue que, de los más de 100 despedidos, sólo 5 compañeros fueron reincorporados. Y la mayoría de ellos fueron trasladados de sus anteriores puestos de trabajo. 
 
Salario
 
Sobre el salario, la mesa planteó una negociación “responsable”; es decir, sin plan de lucha y reivindicando las cuotas y un aumento que no impacta en el básico. Y, algo fundamental, mantuvo la postura de los últimos años de negar el problema del impuesto al salario. En nombre de que sólo afecta a una parte de los trabajadores, omite cualquier lucha por la abolición o para que las empresas se hagan cargo y reintegren los descuentos. 
Osvaldo Iadarola, que luego de la derrota del kirchnerismo se integró a la mesa nacional del PJ, reivindicó el boicot de la comisión directiva a la movilización masiva del 29 de abril convocada por las centrales sindicales. Y varios delegados, en la línea del secretario general, reivindicaron en el plenario al PJ y al kirchnerismo, ocultando que el ajuste de Macri lo aplican los gobernadores K en provincias como Santa Cruz y Tierra del Fuego y que allí se están produciendo enormes luchas de los trabajadores y que el pacto buitre que habilitó los tarifazos recibió el apoyo del PJ en el Congreso. 
 
En las asambleas de numerosos edificios, se abrió paso el planteo de que la paritaria sea en un pago, al básico y defender el poder adquisitivo que se reclame el 45%. La mesa del plenario respondió al pedido de un retroactivo por estos meses de atraso salarial con el planteo de una suma fija (“bono alimentario”); y rechazó los planteos para que la paritaria sea hasta fin de año. 
 
Convenio único 
 
Sobre el convenio de las móviles, los delegados que pudieron intervenir, se pronunciaron por la equiparación del Convenio de esas empresas (Personal, Movistar y Nextel) con el Convenio de Telefónica y Telecom, por la jornada laboral de siete horas, el aumento salarial y una mayor representación sindical-delegados, entre otras reivindicaciones (ver comparativo www.actnaranja.com / www.cor.to/BoletínACTMayo). El sector de las comunicaciones que más se ha desarrollado, el de la telefonía móvil, se sustenta en miles de trabajadores telefónicos precarizados, con jornadas laborales de 9 horas y un convenio telefónico a la baja. Los trabajadores de las móviles reclaman acabar con esta “inequidad” ya que en un 80% trabajan para las mismas empresas telefónicas. 
 
Para tratar de contener los reclamos salariales y de defensa del convenio que vienen creciendo y son una necesidad imperiosa, la directiva de Foetra que mantiene una tregua con el gobierno y con las empresas, trata de agitar el miedo a los despidos. Esto para justificar no salir a una lucha y firmar una paritaria a la baja.
 
Frente a esto, desde la Naranja Telefónica llamamos a desarrollar una organización independiente para intervenir en esa paritaria exigiendo que se informe semanalmente el estado de las negociaciones por el salario y que se reclame la unificación del convenio. Que no se cierre ninguna paritaria sin la aprobación de la Asamblea General.

Compartir

Comentarios