fbnoscript
9 de junio de 2016 | #1414

Corrientes: se encadenó diez días para reclamar el derecho a ser delegado

Entrevista a un activista sindical de una empresa correntina
Por Corresponsal
Entrevista realizada por el compañero Claudio, del PO Corrientes

Víctor Vera, trabajador de la empresa Logística Urbana (Lusa), que realiza la recolección de residuos para el municipio de Corrientes, estuvo encadenado durante diez días en las escalinatas de la municipalidad de esa ciudad en reclamo de que fuera atendida su denuncia de que fue trasladado de lugar de trabajo, con anuencia del sindicato, para evitar que pudiera ser delegado de sus compañeros.

- Contanos exactamente qué es lo que sucedió

-Como lo denuncié en todos los medios, se trata de un traslado de lugar de trabajo decidido por la empresa en connivencia con el sindicato. Es que se vienen elecciones de delegados en Recolección de Residuos y quieren sacarnos del lugar de trabajo para que no podamos presentarnos como candidatos y de esta forma acallar todos los reclamos, entre los cuales están las condiciones de los camiones y la falta de equipo y de vestimenta adecuada.

Además, el traslado me perjudica económicamente, aunque la Ordenanza 3651 establece que no se puede trasladar a un agente si ello implica un perjuicio económico o familiar. Lo que muestra que es una maniobra es que hay compañeros de otros sectores que los están pasando a Recolección y a mí, que estoy en Recolección, me pasan a Barrido.

De esta forma buscan acallar todos los reclamos de los trabajadores y evitar dar respuesta a todas las necesidades que estamos pasando. Tuve que golpear todas las puertas, encadenarme, para que finalmente me atiendan. Durante todos estos días hicieron caso omiso de mi reclamo y recién ahora han realizado un pedido de informes algunos miembros del Concejo Deliberante, el cual se ha aprobado, y estoy esperando una respuesta favorable.

-¿Cuál es el perjuicio económico que les ocasiona la empresa?

- El perjuicio económico se produce porque la empresa nos descuenta el plus, que en realidad es un pasamano entre la municipalidad y la empresa y que equivale a 3.000 pesos. Hay un montón de irregularidades entre la empresa y el Ejecutivo municipal.

-¿Cuál fue la respuesta del sindicato?

-Dijo que yo no me acerqué allí a pedir ayuda, cuando son ellos los que tienen que salir a defender al trabajador cuando pasan cosas como esta. Es más, ¿cómo voy a ir al sindicato si se que ellos son los que me están entregando a la patronal?

-¿Cómo toman tus compañeros esto que está pasando?

-Los compañeros apoyan, pero desde afuera, por mensajes de texto, o por llamadas, pero están todos atemorizados, no se quieren exponer por temor a que les pase lo mismo que a mí.

En esta nota:

Compartir

Comentarios