fbnoscript
12 de julio de 2016

Los Sutebas combativos paran y convocan al No Inicio

El 12 de julio, la provincia de Buenos Aires se veía sacudida por un nuevo paro de docentes y de estatales. Los convocantes son los Sutebas combativos y ATE, que reclaman la reapertura de las paritarias y el fin de descuentos compulsivos del gobierno de Vidal, que afectan a decenas de miles de agentes con enormes descuentos por supuestas deudas y hasta por días de paro.

Los Sutebas multicolores exigen un salario básico de $12000, y el respeto del escalafón salarial establecido en el estatuto del docente, la indexación inmediata frente a la inflación imparable, la anulación del impuesto al salario y la defensa de las jubilaciones. El acuerdo salarial pactado sin lucha alguna por Baradel en marzo ya fue fagocitado por la carestía, antes de cobrar la última cuota de agosto. El mismo día del paro, los Sutebas realizarán un plenario provincial de delegados, que ratificará el No Inicio de Clases por 48 horas al regreso del receso invernal, si el gobierno no responde a sus reclamos. El paro era masivo.

Baradel y el Frente Gremial contra el paro

La burocracia sindical docente (Suteba y FEB) han vuelto a resguardar su connivencia con la ajustadora Vidal. Como ya es imposible defender el acuerdo salarial de comienzos de año, en una reunión con el gobierno han solicitado que se recomponga el salario pasando al básico $1.800 remunerativos (no es un aumento de sueldo) y el pago en tiempo y forma de los sueldos adeudados y del Fondo de Incentivo Docente (lo que implica reconocer incumplimiento de paritaria de parte de Vidal). Si el gobierno aceptara, lo que es más que difícil, el básico del cargo testigo ascendería a 5.655 pesos, ¡la cuarta parte de la canasta familiar!

El gobierno les contestó que daría una respuesta recién el 9 de agosto, una cargada. La respuesta del Suteba fue convocar a una marcha sin pretenciones: con algunos delegados a la Casa de la provincia de Buenos Aires, de aparato y divisionista, el mismo día que los Sutebas multicolores paran y marchan a la Dirección General de Cultura y Educación, en común con las juntas internas combativas de ATE, como la comisión interna de ATE-Educación.

La integración de la burocracia sindical celeste al estado macrista en muy profunda.

 

La “marcha federal” de Yasky

La CTA yaskysta, que no para ni un taxi, está organizando una marcha desde Mendoza hasta la Plaza de Mayo, “una movilización que va a exceder los límites del sindicalismo porque habrá representantes de pymes, pequeños productores rurales”, es decir, de las patronales, con el supuesto objetivo de frenar los tarifazos. Aun así, cuando Yasky anunció esta iniciativa hace un mes en Mendoza, reconoció que “si el gobierno nacional convoca a las centrales sindicales a una mesa para discutir los tarifazos, el desempleo y el ajuste, entonces desde las centrales podremos realizar nuestros aportes”. La burocracia sindical celeste busca un lugar al sol en la patria macrista.

 

Por una gran marcha nacional contra los Macri y las Bertone

Los trabajadores de Tierra del Fuego y de Santa Cruz han realizado un congreso de gremios en lucha de la Patagonia. Se han hecho marchas comunes en ambas provincias. En el Sutef, en los Sutebas combativos, en gremios antiburocráticos como Ademys o Amsafe-Rosario, se debate la posibilidad de una gran marcha educativa nacional, para la segunda semana de agosto, que puede ser el primer paso de una gran marcha obrera nacional contra el ajuste, los despidos y los tarifazos.

Compartir

Comentarios