fbnoscript
5 de septiembre de 2016

Marcha Federal: La izquierda a la que saluda Hugo Yasky

En su discurso, Yasky destacó “la unidad lograda con la izquierda” como una parte fundamental de la Marcha federal. No exageró, pero debió aclarar a quién se refería.
 
El MST marchó con la burocracia de las dos CTA y estuvo presente en el palco kirchnerista central con las figuras de Alejandro Bodart y Vilma Ripoll. El mismo emblocamiento tuvieron el MAS y el PSTU. 
 
Con todo, el camino más profundo lo transitaron los dirigentes de Rompiendo Cadenas (RC), que ataron a las seccionales que dirigen al carro de Yasky y Baradel, verdugos de los trabajadores docentes y estatales. Enrique Gandolfo, dirigente de la CTA y del Suteba de Bahía Blanca, organizó junto con Baradel (silbado) el acto en esa localidad, subordinando por completo al Suteba recuperado a la burocracia celeste. En Amsafe-Rosario, sindicato en el cual triunfó la postura mayoritaria de sumarse a la columna independiente, los dirigentes de RC votaron junto con la agrupación del secretario general de la CTA-A de Rosario, Gustavo Teres, marchar detrás de Baradel en Buenos Aires, y ante el rechazo, boicotearon sistemáticamente la intervención de Amsafe Rosario en la columna, al punto de retirarse autoritariamente con un pequeño sector y marchar con la Celeste y el kirchnerismo en contra de la resolución de su sindicato. 
 
Por su parte, el PTS, que se autoproclamó guardián de la independencia política frente a la marcha Federal, participó sólo a través de sus militantes en los sindicatos o seccionales que organizaron la columna independiente. Boicoteó la conformación de la columna del sindicalismo clasista y evitó la presencia de sus principales dirigentes en ella, y, por supuesto, la de su partido. No se ausentó de la Marcha Federal, sino de la columna que agrupó al clasismo en forma independiente a los agentes sindicales y políticos de los K. 

 

Compartir

Comentarios