fbnoscript
15 de septiembre de 2016 | #1428

Los trabajadores de OCA frente al desguace de los los Farcuh y los Moyano

Por Corresponsal
El enorme parazo en la empresa OCA, que se inició el pasado 7 de septiembre se hizo escuchar en todo el gremio camionero. Los trabajadores de la empresa postal plantearon sus reclamos frente al constante retraso en el pago de sueldos, aportes jubilatorios y obra social, por parte de la patronal.
 
A esto se le suman los salarios conformados en base a premios por productividad, viáticos, viandas, asistencia y puntualidad, entre otros items, que representan un 50% del sueldo y precarizan el régimen laboral porque hay que trabajar incluso enfermos para llegar a cobrar entero el salario.
 
Esta política, que se intensificó en los últimos dos años, en realidad comenzó con la obtención del servicio postal en el 2013 por parte del grupo Rhuo, dirigido por el millonario Patricio Farcuh, que también es propietario de otras firmas como Pertenecer, Guía Laboral, Gps, Oxford y Iron y que ha sabido explotar los negocios con la evasión fiscal y el vaciamiento, a la manera de los Cristóbal López.
 
Los embargos realizados por la Afip, que van de los 60 a los 100 millones de pesos, dan cuenta de cómo en tan sólo tres años este grupo, ligado estrechamente a los Moyano (es el principal sponsor del Club Atlético Independiente) ha incrementado su patrimonio, tejiendo acuerdos con el Estado como el de la distribución y entrega de los DNI, logrado en 2014, bajo el gobierno kirchnerista. Además, este año compró la firma SES, una de las principales licitadoras de la obra pública en la Ciudad de Buenos Aires y cuyo paquete accionario pertenecía a Nicolás Caputo, socio de Macri.
 
En los tres años de desfalco del rupo Rhuo en OCA, el sindicato camionero no sólo no denunció está política sino que la acompañó hasta el punto de aportar financiamiento en los concursos de acreedores en los que ha entrado la patronal e ingresar en el negociado de la tercerización, por medio de una cooperativa que empleaba a 700 trabajadores, lo que representó un fraude impositivo por 100 millones de pesos.
 
Desde 2015, el grupo Rhuo viene avanzando contra sus trabajadores, primero con despidos y suspensiones de contratados, medidas que luego se trasladaron a los efectivos, reduciendo días laborables, hasta llegar a las medidas actuales. Todo esto con el silencio permanente del los Moyano y compañía.
 
Fueron los propios trabajadores de la empresa quienes han puesto sobre la mesa esta gigantesca estafa. Desde hace meses se vienen realizando asambleas y diferentes medidas de fuerza para enfrentar el ajuste y el avance de la patronal. Y ahora han decidido ir a fondo para que se respeten sus derechos.
 
¡Apoyo firme a la lucha de los trabajadores de OCA!
 
Por el cobro total e inmediato de los sueldos, obra social y aportes.
 
Apertura de las cuentas de OCA y del grupo Rhuo.

En esta nota:

Compartir