fbnoscript
15 de septiembre de 2016

CFK en ATE Capital: la visita de una precarizadora serial

La visita de Cristina Kirchner a la sede de ATE Capital constituye un salto cualitativo en la integración de una corriente del sindicato (la Verde y Blanca) al andamiaje del Estado.

Los antecedentes inmediatos de esta integración lo constituyeron la visita al sindicato del ex ministro de trabajo Carlos Tomada en ocasión de la firma de un convenio, a días de que deje su cargo, y la de Máximo Kirchner.

Llevar a la precarizadora serial de los estatales a una actividad en el sindicato anula toda perspectiva de que enfrenten a fondo los despidos macristas. En definitiva, el gobierno de Cambiemos recibió la mesa servida para ejecutar la ofensiva contra los estatales. El operativo “vamos a volver” es dañino para el movimiento obrero, no sólo porque reincide en depositar su confianza en el nacionalismo burgués, sino que le impide incluso luchar por los reclamos inmediatos a la espera de una “vuelta” en 2019.

Es también paradigmático que la socia por excelencia de UPCN sea llevada a ATE. En definitiva, fue bajo su mandato que se organizó la patota en el Indec que apaleó constantemente a afiliados y delegados de ATE que denunciaban la intervención. Las paritarias a la baja que año tras año sellaron CFK y UPCN, fueron las que hoy nos posicionan tan distantes de una canasta familiar que crece abruptamente.

Cuando la Verde y Blanca proclama que “ATE intenta protagonizar la construcción de nuevas mayorías que vuelvan a poner a la patria en la senda del crecimiento y de la inclusión”, quiere decir en realidad que pretenden colaborar con el regreso al poder de los Boudou y los Tomada. Nuestra agrupación, Tribuna Estatal, se plantea –en cambio- transformar a la clase obrera y a la izquierda en alternativa política al régimen ajustador de Macri y los gobernadores.

Un Congreso de delegados de base es nuestra propuesta para poner al sindicato de pie para enfrentar el ajuste macrista.

En esta nota:

Compartir

Comentarios