fbnoscript
15 de septiembre de 2016

Docentes universitarios: hacia las elecciones de ADIUNT

Luego de un triunfo en la lucha por el convenio, la dirección clasista del gremio llega fortalecida a los comicios
Por Blas
La semana pasada se presentaron las listas para las elecciones de ADIUNT, el sindicato docente de la Universidad Nacional de Tucumán. La actual conducción del Frente Docente por el Cambio (Agrupación Naranja + independientes) llega al momento de la presentación tras dos años de haber encabezado las luchas por la defensa del salario, la estabilidad laboral, la obra social y demás derechos de la docencia, convirtiéndose, además, en un referente de la lucha sindical en la provincia. La lista presentada expresa un mayor desarrollo en cuanto a la cantidad y calidad de candidatos en relación a cuando se recuperó el gremio en 2014, luego de la histórica huelga de 90 días. Es mayor la extensión en lugares de trabajo y se abren nuevas perspectivas para aumentar el número de vocalías y de delegados afines a la actual conducción. Finalmente, Ariel Osatinsky va por la reelección como secretario general. 
 
A pesar de que mantuvieron reuniones, las listas opositoras (una ligada al PCR y otra a sectores kirchneristas) no lograron unificarse. Esto se debe, por un lado, a su debilidad relativa, ya que nunca pudieron reestructurarse frente a la irrupción combativa de la docencia tucumana en la huelga del 2014 (que los pasó literalmente por arriba); y por el otro, a la profunda disgregación de las camarillas universitarias, cuyas peleas intestinas sabotearon la posibilidad de unidad. 
 
Precisamente, esta disputa entre las diferentes camarillas colocó, en pleno momento de armado de lista, un desafío a la ADIUNT: un sector ligado a Cambiemos, opositor a la actual rectora y con mayoría en el Consejo Superior, intentó desconocer  acuerdos alcanzados en la paritaria local relativos a la aplicación efectiva del Convenio Colectivo de Trabajo. Argumentaban que el Consejo Superior debía revisar estos acuerdos, para lo que contaron finalmente con el apoyo incluso de los consejeros oficialistas. Votaron, entonces, llevar el punto a  tratamiento en una plenaria de las comisiones del Consejo. 
 
La respuesta de la ADIUNT frente a semejante atropello al Convenio Colectivo de Trabajo fue convocar a una asamblea que resolvió un paro y movilización para el día de la reunión de las comisiones del superior. Luego de un contundente paro -con promedios de 90% de acatamiento en las escuelas medias y 80% en las facultades- y una movilización al rectorado que contó con la presencia del secretario general y el adjunto de Conadu Histórica, las camarillas se vieron obligadas a recular, respetando los acuerdos alcanzados por la paritaria local.
 
Este triunfo es un impulso para lanzar una gran campaña en la perspectiva de fortalecer esta ADIUNT de lucha.
 

Compartir

Comentarios