fbnoscript
3 de octubre de 2016

La presidente de Aerolíneas amenaza a los trabajadores

Reproducimos la declaración en respuesta de la Agrupación La Pista.
Por Corresponsal
La Pista - Agrupación Clasista de Trabajadores Aeronáuticos

En un encuentro empresarial, la funcionaria Isela Constantini lanzó una intimidación contra los trabajadores aeronáuticos, que se encuentran luchando por aumentos salariales. Reproducimos la declaración en respuesta de la Agrupación La Pista.

"Los trabajadores que se opongan a nuestro negocio no van a estar más en la empresa". Así titulaba Ámbito Financiero su artículo sobre las declaraciones de Isela Constantini, presidente de Aerolíneas Argentinas,  "ante un auditorio repleto de CEO y empresarios".

Qué diferente este lenguaje a las cartas edulcoradas que nos dirige a los trabajadores de ARSA posando como víctima de una conspiración. Y sigue: "hay una mentalidad de que para negociar hay que tomar medidas de fuerza" y termina proponiéndonos un "cambio cultural". ¿Será el famoso paro "a la japonesa" donde en lugar de parar se trabaja el doble? Quiere que renunciemos a nuestro derecho de huelga, el único que nos permite defender nuestras condiciones de trabajo, el salario y todas nuestras conquistas, arrancadas con la dura lucha de los trabajadores.

Evidentemente nuestro negocio no es el de Isela. Para ella deberíamos aceptar pasivamente una paritaria a la baja. Eso sería el "diálogo" que propone.

Con una inflación del 47% ¿es una locura el reclamo de los pilotos del 50%?

Por ahora lo concreto es que se firmó un aumento del 35% en Aeronavegantes, aunque tratan de presentarlo como del 42% por la suma fija equivalente a medio aguinaldo. Esto les marca el rumbo al resto de los gremios.

Está muy bien la inclusión en la paritaria de derechos para las embarazadas y que se libere a las madres y adoptantes de postas, guardias y nocturnos, pero eso no puede ser a costa de una disminución del salario de todos.  Sigue  vigente el reclamo de guardería en los aeropuertos para todas las madres y padres de ARSA, lo que nunca podrá reemplazarse con una suma de dinero, siempre inferior al costo real de las guarderías que pagamos. Lo mismo vale para los beneficios a matrimonios igualitarios donde la licencia debe ser para los dos cónyuges, aunque ambos trabajen en la compañía.

En todos los otros ítems (viáticos) la patronal no se mueve del 35%, 12 puntos por debajo de la inflación.  A esto hay que agregar lo que nos descontarán por el Impuesto al Salario, que seguirá aplicándose a pesar de las promesas electorales de Macri, lo que transforma este aumento en pura pérdida.

Hay más: Constantini paga este aumento en negro por 11 meses quedándose con muchos millones de nuestros aportes jubilatorios, o sea que nos pagamos nuestro propio aumento. Esto va en línea con los planes de "empleo joven" del PRO (y de Massa), sin aportes y subsidiados para que las patronales tengan mano de obra gratuita.

A los que habría que recomendar "un cambio cultural" son a los empresarios a los que Constantini acostumbra dirigirse  para que terminen con el trabajo en negro y con la evasión sistemática del pago de aportes. Pero para eso tendría que empezar por casa.

Hace años que nos dicen que pierden plata, desde los chorros de Marsans a La Cámpora. Nos gustaría conocer los verdaderos números de la empresa; somos los trabajadores los más interesados en defenderla, siempre ha sido así, aunque pretendan calumniarnos.

La Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA) ha desaparecido en acción. Cuando era necesaria la unidad de todos los aeronáuticos, las conducciones burocráticas decidieron arreglar cada una por su cuenta. Al igual que la CGT, se unen para no hacer paro. Cuánto hubiera servido una medida de fuerza de todos los gremios para mantener nuestro poder adquisitivo.

Insistimos. Ese camino es aún posible. Lo marcan los pilotos y los trabajadores de Intercargo. Hagamos asambleas generales para rechazar las amenazas y votar un verdadero plan de lucha de TODOS los aeronáuticos.

Por un aumento equivalente a la inflación.

Por la restitución del importe del Impuesto al Salario a cargo de la empresa.

Ni amenazas, ni despidos. Paro general aeronáutico ante cualquier acción antisindical.

Asambleas en todos los gremios para repudiar las expresiones de Isela Costantini.

Compartir

Comentarios