fbnoscript
20 de octubre de 2016

UTA-Salta: “Creemos en esta nueva generación de trabajadores”

Entrevista con Omar Pereyra, preso por luchar.

Prensa Obrera habló con Omar Pereyra, secretario gremial de la UTA Salta, uno de los detenidos en la Alcaldía de Salta bajo acusaciones infundadas, luego de la toma de la sede gremial por parte de los trabajadores.

La detención tiene como fundamento último la persecución de los choferes, que recientemente recuperaron la seccional provincial, dominada por más de tres décadas por la burocracia sindical afín a la UTA Nacional, de Roberto Fernández.

Existe una campaña de criminalización dirigida por el gobierno de Urtubey, producto de la cual la fiscalía ha pedido penas de más de 20 años. Producto de una intensa movilización de las esposas de los detenidos y del PO, varios sindicatos y movimientos sociales ya se han empezado a pronunciar contra este ataque a los trabajadores que luchan.

¿Cuál es la verdadera razón por la que están detenidos?

Es que nosotros somos un grupo de trabajadores que peleamos por nuestros intereses. Queríamos hacer respetar el contrato de trabajo sobre todo; y esto, obviamente, fue en contra de los intereses de las personas que están al frente de la UTA.

¿Qué responsabilidad tiene la UTA nacional en su detención?

Mucha. Porque nosotros, a través de llamados y convocatorias que hicimos a los trabajadores para denunciar lo que nos pasaba, intentamos también llegar al Consejo Directivo nacional, pero nunca nos prestaron atención. Se transformaron un poco en cómplices de la situación crítica que están viviendo los trabajadores del transporte acá en Salta.

Antes de tomar el gremio ustedes habían hecho una serie de asambleas ¿Es así?

Asambleas convocadas por la UTA no se hicieron, porque parte de la comisión siempre se opuso a la posibilidad de una asamblea. Pero sí los compañeros se autoconvocaban al gremio por una serie de problemas, como cuando me quitaron mi permiso gremial, cuando se lo quitaron a López y en otras ocasiones. Ellos se autoconvocaban bien organizados, con escribanos y abogados, para que el secretario general Jorge Flores los atienda, pero no lo conseguían.

¿Y en esas convocatorias se pedía la renuncia de Flores?

No, se pedían un montón de cuestiones: seguridad en las líneas, salarios, despidos, por las medidas arbitrarias conmigo… Por mucho. En realidad, el reclamo era generalizado por la situación crítica que están viviendo los trabajadores del transporte acá en Salta.

¿Qué mensajes le das a los trabajadores y en particular a los choferes que siguen el conflicto de la UTA a través de Prensa Obrera?

Que si bien esta es una lucha larga y difícil, no bajen los brazos. Porque creemos en esta nueva generación de trabajadores, no sólo los del transporte sino en toda la nueva generación. Creemos en los dirigentes de buena madera para que sigan formando dirigentes jóvenes, que hagan escuela, para que el día de mañana podamos tener sindicatos verdaderamente combativos que luchen por los intereses de los trabajadores, buscando nuevos beneficios para ellos y sus familias.

¿Pensás que hay responsabilidad del poder político en esta decisión judicial?

Sí, porque van 36 días que estamos adentro, acusados de que somos secuestradores, delincuentes y ladrones. Y no es así: nosotros somos trabajadores que defendemos los intereses de la clase obrera. Los secuestradores son los que secuestraron nuestro gremio y se robaron las ilusiones de los compañeros y de nuestras familias.

¿Querés agregar algo más?

Quisiera agradecerle a mi esposa, a las esposas de los compañeros que están en pie de lucha, que hicieron de esta su propia lucha. Agradecerle también a todos los que están pidiendo nuestra libertad, y decirles a nuestras esposas que estamos muy orgullosos de ellas, que las amamos mucho y que sigan con fortaleza porque todo al final tiene su premio. Estamos muy orgullosos de las compañeras que nos dio la vida y de nuestros compañeros de lucha. Eso es todo.

Compartir

Comentarios