fbnoscript
9 de noviembre de 2016

Neumático: la Lista Negra recupera el cuerpo de delegados de Pirelli

En la estratégica fábrica, la Lista Negra –que encabeza la conducción del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático– venció a la Violeta, desplazada este año del gremio a nivel nacional.

Este martes se realizaron las elecciones para renovar el conjunto del cuerpo de delegados en la fábrica de neumáticos Pirelli. La Lista Negra, a la cabeza de la conducción nacional del Sutna, ha logrado recuperar 12 de los 14 cargos en juego, obteniendo una votación general de casi el 70% de los votos.

El cuerpo de delegados de Pirelli permanecía en manos de la Lista Violeta de Pedro Wasiejko (secretario adjunto de la CTA kirchnerista), lo que implicaba un bloqueo para el desarrollo de la organización de la seccional recuperada de Merlo y del sindicato. El rechazo a la Violeta se había manifestado dos años atrás –durante la anterior elección de delegados– cuando dos compañeros que se habían presentado en forma independiente ganaron sus sectores; luego fueron víctimas de una enorme persecución por parte de la burocracia y la patronal, que finalmente logró su objetivo de quebrarlos.

En esta oportunidad, y ya con el sindicato y la seccional recuperados, los compañeros de la lista Negra barrieron con los delegados violetas.

La votación: un salto

Los compañeros de Pirelli apoyaron masivamente el cambio rotundo en los métodos y en la orientación de la organización gremial que se produjeron desde la recuperación de la seccional y del sindicato, incluso a pesar de las represalias patronales.

Durante los últimos meses, la seccional y el sindicato convocaron dos asambleas generales de fábrica y asambleas en todos los turnos, sumado a la asamblea general del gremio. Todas ellas paralizaron la fábrica en cada oportunidad. También se pararon las armadoras por un accidente de trabajo, lo que se sumó a las inspecciones del Ministerio de Trabajo.

El mismo viernes anterior a la elección, la patronal descontó al conjunto de los empleados el 50% o todo el premio de producción, en represalia por los paros realizados en todos los turnos contra el despido de 80 trabajadores de agencia. Esta lucha, que contó con el apoyo del sindicato a los despedidos, fortaleció la organización obrera en Pirelli –exactamente lo contrario a lo que esperaba la patronal con los descuentos.

La presente elección no es sólo un salto respecto de la elección previa del cuerpo de delegados, sino también un crecimiento en la cantidad de compañeros que votaron a la Lista Negra, en relación a la elección de Merlo de hace sólo 7 meses. Los 700 trabajadores de Pirelli que se pronunciaron en las urnas fortalecieron a la actual conducción del Sutna y de la seccional. Esta nueva etapa en la organización colectiva de los trabajadores de la fábrica tendrá el desafío de llevar adelante un plan de acción que conquiste las reivindicaciones pendientes.       

La votación contó con una altísima participación (90%). Los compañeros de la Lista Negra ganaron en Semi-elaborado y Armado, dos de los sectores más grandes de la fábrica, con el 80% del apoyo. En Galpón B y Mantenimiento, la Negra se impuso  frente a los candidatos violetas por el 70%. El sector de Vulcanizado recuperó el cargo de delegado con una votación cercana al 63%.

A pesar de este enorme triunfo en los sectores más populares, y del apoyo general de la fábrica, en el Banbury la Negra no pudo alzarse con el triunfo. La organización antiburocrática en este sector, donde reinan las condiciones de insalubridad, será el desafío central en la próxima etapa.

Perspectivas

Esta elección es un hecho histórico en la organización independiente de los trabajadores de Pirelli. Se trata de un enorme golpe a la patronal y un gran paso para terminar con la incidencia de la burocracia violeta y sus intereses patronales. La campaña por la recuperación del cuerpo de delegados llamaba a "fortalecer nuestro sindicato, lograr las mejoras en cada sector y terminar con el atraso salarial".

Con la amplísima mayoría del cuerpo de delegados, el sindicato y la seccional no sólo se refuerzan, sino que también logran una presencia permanente en la base de cada sector de la fábrica. Es un salto en la organización clasista de los trabajadores de Pirelli y un ejemplo para el movimiento obrero, demostrando con que métodos que se puede echar a la burocracia.

Con este nuevo paso, la dirección del Sutna recuperado reúne mayor fuerza para enfrentar los ataques a los trabajadores del neumático, y prepara las condiciones para una pelea del conjunto del gremio por las principales reivindicaciones.

En esta nota:

Compartir

Comentarios