fbnoscript
2 de diciembre de 2016

La Plata: los choferes de la Línea Este continúan en lucha

Trabajo a reglamento por el cumplimiento del acta y todas sus reivindicaciones.

Luego de la vuelta al trabajo tras la gran huelga de 22 días, los choferes de la Línea Este resolvieron tomar nuevas medidas de lucha y trabajar “a reglamento”; esto significa la reducción de la velocidad en los recorridos, que no transportarán a más de 16 pasajeros parados y que se tomarán los descansos correspondientes en las cabeceras.

Esto se debe a que, a pesar de  mediar una cautelar que beneficia a los trabajadores, la patronal de Corbelli (dueño de la Este y del 80% del negocio del transporte de la región) todavía no ha reincorporado al conjunto de los trabajadores despedidos ni ha pagado los días caídos de octubre (y amenaza con no pagar los de noviembre).

Tampoco han mejorado el estado de las unidades ni las condiciones de trabajo, los feriados se siguen pagando en negro y se mantiene las jornadas laborales extenuantes de 16 horas.

Este incumplimiento, que tiene la intención de perpetuar un régimen de  precarización y superexplotación laboral contra los trabajadores, cuenta con la complicidad de la burocracia de la UTA, que se niega a convocar a las elecciones de delegados.

La elección de delegados es la madre de todas batallas en esta lucha. La burocracia de la UTA demora la elección de delegados porque esto daría un fuerte impulso a  la deliberación en el  resto de las líneas, que tampoco cuentan con delegados electos por los trabajadores desde hace 20 años. La elección de delegados es la principal bandera porque abriría un una nueva situación en el gremio del transporte poniendo en cuestionamiento a toda la burocracia de la UTA representada por Pedrosa (Titular de la UTA regional) y a Fernández (titular de la UTA nacional).

Por su parte, el gobierno y el Ministerio de Trabajo no hace nada para que se garantice el acuerdo firmado, actuando en connivencia con la patronal y la burocracia.

La participación de un grupo de choferes en la reunión convocada por el Sutna en el Bauen para preparar una gran movilización para el 20 de diciembre –cuando se cumplan 15 años de la rebelión popular del 2001– y quebrar la tregua de la CGT con el gobierno ajustador expresa el avance en la conciencia de que sólo con los métodos del clasismo y el sindicalismo combativo se prepararán las condiciones para un nuevo comienzo en el gremio del transporte.

Compartir

Comentarios