fbnoscript
7 de diciembre de 2016 | #1440

Bridgestone - Firestone: Aplastante victoria del clasismo

Se realizaron las elecciones del cuerpo de delegados de Bridgestone-Firestone, una de las grandes fábricas del gremio del neumático. La Lista Negra se impuso en todos los sectores, conquistando los 12 delegados que estaban en juego en la elección y barriendo a los candidatos de la Violeta. En total, la Negra suma 615 votos sobre un total de 845 votantes.
 
La conquista de todo el cuerpo de delegados con un apoyo de más del 70% de los compañeros es un golpe de magnitud a la patronal que realizó todo tipo de maniobras para evitar que la Negra se alzara con este triunfo. No sólo puso a todos los elementos patronales a “meter miedo”, diciendo que “votar a la Negra era que dirijan los que sólo quieren tener conflictos”. Además,  desempolvó el acta de reparto de ganancias y días antes de la elección le dio a cada trabajador seis mil pesos, adjudicando este dinero a la gestión de la burocracia violeta. Esta intervención directa de la empresa convierte el voto masivo a la Negra en una delimitación tajante con los agentes patronales, y deja un mandato de lucha por todas las reivindicaciones pendientes de los trabajadores.
 
La Violeta de Wasiejko -quien estuvo presente en la campaña- intentó defender sus puestos presentándose con otros colores, e incluso como “independientes”,  simulando diferencias con la seccional violeta. Nada de esto alcanzó para evitar el derrumbe de una estructura burocrática que ya no tiene ningún aval en todo el gremio del neumático.
 
La organización de los luchadores de Firestone en la Negra constituye un ejemplo de reorganización clasista de una gran planta que había sufrido profundos retrocesos del activismo. El triunfo del Sutna nacional se había conseguido incluyendo la derrota de la Negra en las elecciones de la seccional de Llavallol. Uno de los elementos que había provocado esta situación fue la lista divisionista presentada por el Nuevo Mas. En estas elecciones de delegados, el activismo se pronunció fuertemente contra cualquier tipo de divisionismo, organizándose masivamente con la nueva conducción del sindicato nacional e impidiendo que se provocara cualquier fractura frente a la burocracia y la patronal.
 
Este nuevo triunfo al interior del gremio  le añade responsabilidades a la dirección clasista del Sutna. Todas las grandes plantas se han pronunciado por los métodos de la democracia obrera, la lucha y la movilización para conquistar el conjunto de las reivindicaciones. La más masiva organización colectiva de los trabajadores será clave para enfrentar los nuevos desafíos y poder lograr cada objetivo.
 
En un cuadro general de ajuste y ataque a las condiciones de vida, los compañeros eligen una alternativa de lucha. El 20 de diciembre en la Plaza de Mayo habrá nuevos contingentes de trabajadores que se suman a la lucha por la independencia política de la clase obrera contra el gobierno, las patronales y las burocracias cómplices.

En esta nota:

Compartir

Comentarios