fbnoscript
27 de mayo de 2007 | #993

Fate: Vamos por la victoria

Por Güeso
En el número anterior de Prensa Obrera adelantamos que serían rechazadas las ofertas realizadas por la patronal de Fate y que no concluirla este importante conflicto. La oferta de Fate fue la siguiente: 12% desde abril; 6% en octubre; 2% en febrero de 2008 y 2% en mayo de 2008 (acumulativos). Más un pago de 1.400 pesos a la firma del acuerdo salarial.
 
La oferta fue rechazada de plano por los trabajadores que reclaman un aumento del 36% de su salario real. Las deliberaciones de la asamblea general giraron sólo en torno a cuáles serían las medidas de fuerza más efectivas para quebrarle el brazo a la patronal. La resolución adoptada fue la de continuar con paros de tres horas por tumo por tiempo indeterminado testa que exista una nueva oferta que satisfaga las reivindicaciones planteadas.
 
Ante estas decisiones que virtualmente paralizan la planta, la patronal salió sección por sección a apretar fuerte a los compañeros y, al mismo tiempo, apagó una de las calderas para transmitir la idea de un lock-out patronal bus-cando dividir a un sector de los trabajadores.
 
El conflicto se ha radicalizado y la patronal busca desgastarlo y aislarlo. Los trabajadores han formado un comité de huelga abierto a las organizaciones sociales y políticas que han organizado un fondo de huelga, con solidaridad de otros gremios, y un gran festival de lucha en la puerta de la planta para el 26 de mayo donde estarán presentes todos los gremios de la zona, trabajadores en lucha como los del Subte, Parmalat, Terrabusi y la Fuba, entre otros.
 
La dirección del gremio (enrolada en la CTA) “pilotea" como puede una situación que domina a medias, pues tanto las asambleas como las decisión de los trabajadores de elegir “veedores* cuestionan la política conciliadora del sindicato y su fuerte tendencia a cerrar un acuerdo con la empresa en el marco de los techos salariales acordados entre el conjunto de la burocracia sindical y las patronales.
 
Hay una negativa cerrada de la dirección sindical a la convocatoria a una asamblea general del gremio, y a un paro en apoyo al conflicto. La dirección del gremio se ha mostrado satisfecha porque en las fábricas que controla, los acuerdos salariales se han cerrado con aumentos mucho menores de los que redaman los obreros de Fate.
 
La lucha de Fate ya ha tenido repercusión en la lejana Santa Cruz, donde los maestros discuten elegir veedores en las discusiones del conflicto docente. Por otra parte el histórico corte de la Panamericana de dias pasados ha sido tomado como ejemplo por Terrabusi.
 
Hay que rodear de solidaridad el conflicto, difundir masivamente el reciario de una asamblea y un paro general del gremio y sacar a estos grandes luchadores del aislamiento al que se los quiere someter.
 
Hay que terminar de ganar el conflicto. Rodear de solidaridad esta lucha es una cuestión política propia de primer orden. El Polo Obrero y el Partido Obrero de San Femando son parte activa en el esfuerzo colectivo.
 
Nos vemos en la lucha

Compartir

Comentarios