fbnoscript
29 de septiembre de 2011 | #1196

Fate en contra de los "plebiscitos" de Wasiejko

Asamblea general y plan de lucha ya
Por J. P. R.
El lunes 12 de septiembre se realizó una asamblea de los trabajadores de Fate. La novedad fue que Pedro Wasiejko iba a realizar un nuevo plebiscito para hacer pasar un acuerdo, tanto de salario como del convenio, que viene en el "freezer” desde 2009. En lo que respecta al convenio el acuerdo impondría, entre otras cosas, el "trabajo continuo" a cambio de un nuevo premio de producción. El trabajador del neumático ya no tendría que cumplir con los estándares predeterminados, sino que debería dejar de trabajar en el mismo momento en que el compañero del tumo siguiente venga a reemplazarlo.
 
Por otra parte, el acuerdo salarial anunciado sería de un 26%. El porcentaje, lejano al 35% reclamado, no compensa pérdidas pasadas pero además, no es tal, porque será en cuotas en negro hasta enero del año que viene, donde recién pasarían al básico.
 
Asamblea y paro 
 
En la asamblea, los miembros de la comisión ejecutiva del Sutna San Femando propusieron aceptar el plebiscito y
votar por el No, a pesar de que el propio Wasiejko había anunciado que más allá del resultado en cada una de las fábricas, iba a firmar el acuerdo de cualquier manera. Por otra parte, los fiscales de Fate eran impedidos de entrar a fiscalizar en Pirelli y Firestone.
 
En la asamblea, un grupo de delegados independientes propuso rechazar el plebiscito y convocar un paro en el tumo en que iban a llegar las urnas con el sindicato. Un grupo de activistas de la fábrica propuso iniciar el paro al finalizar la asamblea, y extenderlo hasta el jueves a las seis, para no darle tiempo a la patronal y al gremio de amedrentar y amenazar a los trabajadores, como lo han hecho en sucesivas oportunidades. Esa posición se votó por abrumadora mayoría y de inmediato comenzó el paro, que se cumplió masivamente como estaba previsto.
 
El sindicato hizo el intento de hacer votar a los trabajadores en su plebiscito trucho; los trabajadores de Fate, según el mandato de su asamblea, rechazaron el plebiscito, y el sindicato se retiró de la fábrica.
 
El rechazo al acuerdo y también a la maniobra del plebiscito trucho de la burocracia había sido un gran paso adelante para retomar el camino de lucha por las reivindicaciones pendientes de los trabajadores. Luego del paro, la patronal realizó una denuncia en el Ministerio de Trabajo, acusando a los trabajadores de Fate de realizar una medida "ilegal”, al mismo tiempo que enviaba a todos los trabajadores que realizaron el paro un apercibimiento. Pedro Wasiejko responsabilizó a la ejecutiva del Sutna San Femando y al cuerpo de delegados por las acciones, avalando las denuncias de la patronal de Madanes Quintanilla.
 
Finalmente, plebiscito 
 
Luego, sin que medie asamblea alguna, la comisión ejecutiva del Sutna San Femando lanzó ella misma el plebiscito, llamando a votar que "No" al acuerdo. A partir de esto, las urnas entraron a la planta sin resistencia alguna y se realizó el plebiscito. Los resultados fueron 609 votos en rechazo al acuerdo contra 486 por el Sí. Al mismo tiempo, más de 300 trabajadores no concurrieron a votar en su mayoría, en repudio a la realización del propio plebiscito. A pesar de que Wasiejko logró imponer el mismo, no tuvo la misma suerte con el resultado: el mandato mayoritario de los trabajadores fue en rechazo al acuerdo.
 
El método del plebiscito es nefasto en el movimiento obrero de él, por ejemplo, se valió Brunelli para imponer la privatización de Somisa; en absoluto corresponde a una variante de democracia sindical. Los de Yasky siguen las maniobras de los miguelistas del movimiento obrero.
 
Ha llegado el momento de convocar una nueva asamblea y resolver un plan de lucha, para torcerle el brazo a la patronal y a la burocracia y conquistar verdaderos avances en el convenio cada vez más flexibilizado, un aumento de salario del 35% en una sola cuota al básico y terminar con los plebiscitos ajenos al movimiento obrero.

Compartir

Comentarios