fbnoscript
22 de diciembre de 2016 | #1442

Salta: Liberan a los choferes de la UTA

Luego de tres meses de detención, los trabajadores llegarán libres al juicio oral
Luego de tres meses de detención, la Justicia determinó la liberación de los once choferes presos de la UTA salteña. Los trabajadores habían sido encarcelados luego de que tomaran la sede del sindicato en una disputa con la burocracia sindical, que los acusó por secuestro coactivo, robo en banda y daños. En realidad, la protesta tenía un carácter sindical y se producía en oposición al secretario general Jorge Flores, completamente entregado a las patronales. La medida se produjo en medio de detenciones de activistas de varias empresas del transporte salteñas. El gobierno de Juan Manuel Urtubey continuaba su línea represiva y convertía a once trabajadores del transporte en once presos por luchar. 
 
Las esposas de los presos se convirtieron en puntales de la lucha por su liberación. Conformaron una comisión y protagonizaron movilizaciones, tanto en Salta como en Buenos Aires, para darle visibilidad a su reclamo y para exigir al poder político que liberara a los detenidos. Malvina Astorga, una de las protagonistas de la Comisión de Mujeres, fue procesada por “amenazas y agresiones”, denunciada sin testigos por el directivo de la burocracia de la UTA Miguel Rasguido, quien dijo que Astorga lo había amenazado de muerte y le había propinado un puntapié. La tarde del 20 las encontró ante las puertas del penal esperando la libertad de los detenidos. Un encuentro de luchadoras y luchadores.
 
La Justicia no les otorga libertad plena, sino que lo hace imponiéndole medidas tales como realizar tratamiento psicológico, presentarse semanalmente ante el juzgado y no salir del país sin autorización judicial. También tienen restricción de acercarse al sindicato. Los choferes llegarán así al juicio oral en libertad.
 
Mientras aguardaba por la recibir a los choferes que serían liberados, el diputado Claudio del Pla, del Partido Obrero, dijo a Prensa Obrera: “La liberación de los choferes presos es un triunfo, ya que el fiscal, las empresas y el gobierno querían mantenerlos tras las rejas y por eso forzaron la mano con imputaciones gravísimas que podían redundar hasta en 20 años de prisión. Que lleguen libres al juicio oral es una conquista que demuestra el carácter de presos gremiales y políticos de los choferes”. 
 
De todos modos, el ataque contra los choferes continúa. Así lo explicó Del Pla: “El juez entrega la libertad con restricciones, algo que no consideramos correcto. Por ejemplo, los choferes siguen siendo dirigentes y delegados gremiales y la Justicia les impide acercarse al edificio sindical del que siguen siendo autoridades. Una de las principales empresas, Ale Trans, pidió el levantamiento de la tutela sindical para despedirlos. Hay que defender el derecho a ejercer el derecho sindical de los trabajadores”. 
 
La liberación de los choferes se trata de una conquista y un avance en el reclamo por su libertad plena. La lucha continúa por la absolución definitiva y contra las medidas restrictivas del ejercicio de sus derechos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios