fbnoscript
5 de enero de 2017

Lucha contra los despidos en el Ministerio de Educación de La Plata

Es necesaria una convocatoria a plenario de delegados de la región por el conjunto de los reclamos de los estatales.

Por cuarto día consecutivo, los trabajadores del Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires -sede La Plata- desarrollan la lucha por la reincorporación de los dos trabajadores despedidos por Alejandro Finocchiaro, al frente de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE).

El miércoles 4 se cumplió el tercer día de lucha, y nuevamente el piso 14 de la Torre I estuvo prácticamente paralizado por la protesta; varias oficinas abandonaron sus tareas a las 11, cumpliendo con la convocatoria de la Junta Interna de ATE Educación, y una asamblea efectuada al mediodía votó la convocatoria a una movilización el día jueves 5 por la mañana -con abandono de tareas- a las oficinas de la Dirección Provincial de Negociaciones Colectivas, donde se encuentra Miguel Garofalo, vocero de la DGCYE.

Los dos despedidos son precarizados; como sucede con el conjunto de los trabajadores en esta situación, sus despidos son encubiertos con la excusa de que los contratos se “cancelan u otorgan” cuando la gestión quiere. La compañera cesanteada trabajó 4 años en el programa nacional de coros y orquestas para escuelas ubicadas en zonas vulnerables desde el punto de vista social;  y el compañero en el Consejo Asesor de la DGCyE.

Cómo sigue

Está planteada una lucha general de los trabajadores estatales de la provincia. Ante el reclamo al Consejo Directivo Provincial de ATE de una convocatoria de tipo general para reforzar las luchas en curso -contra los despidos en la DGCyE, contra los descuentos en Desarrollo Social-, el mismo se limita a avalar las acciones que genera cada sector, y anunció una medida para la semana que viene, aunque sin confirmar fecha. Es necesaria una convocatoria a plenario de delegados de la región.

En estos días se está cobrando el aumento de lo que faltaba de la paritaria 2016. La indignación corre como reguero de pólvora porque los aumentos son, en el mejor de los casos, de 600 pesos.

Hay que profundizar la lucha para lograr la reincorporación y garantizar la efectivización de la continuidad laboral de todos, el pase a planta permanente y quebrar la paritaria trucha del 18%, para obtener un salario igual a la canasta familiar.

Compartir

Comentarios