20/10/2021

350 despedidos en Oca, el correo privado más grande del país

Silencio criminal de los sindicatos y el gobierno.

El jueves 21, despedidos de la empresa postal Oca realizarán una movilización para reclamar la reintegración a sus puestos de trabajo. Los días 14 y 15 de octubre del corriente año, 350 trabajadores de la firma habían sido notificados de sus cesantías.

El proceso que culmina en estos despidos es largo. A finales de 2016, la AFIP reclamó una deuda millonaria y embargó todas las cuentas bancarias vinculadas a Oca, dirigida hasta entonces por Patricio Farcuh. En el año 2017, los trabajadores comenzaron a cobrar el sueldo y aguinaldo hasta en 17 cuotas. En 2019, la empresa presenta quiebra y entra en concurso de acreedores. Este suceso genera un empeoramiento aún mayor de las condiciones de trabajo.  Finalmente, el 14 de octubre de este año toma la firma el grupo Flecha LOG, vinculado a Clear, y por tanto a Cristóbal López (empresario ultrakirchnerista). A cambio de ello, el juez Juan Pablo Tejeda, quien tenía a cargo hacer efectivo el traspaso, permitió a los nuevos titulares despedir al 5% del personal como condición para la operación, lo cual se efectivizó junto a la quita de los ítems que completan el salario del resto de los trabajadores, como comida y viáticos (un dato relevante, ya que esas sumas conforman la mayoría de los sueldos).

A lo largo de todo este período, hubo muchos despidos que se fueron ejecutando gradualmente. En el año 2016, Oca contaba con 7.500 trabajadores en todo el país. Actualmente, cuenta con alrededor de 5.700.

Respuesta sindical

Aecpra, sindicato de jerárquicos, que en realidad nuclea todo tipo de trabajadores, no ha tomado ninguna medida de fuerza ante ninguno de los hechos aquí mencionados. En un comunicado oficial, con firma de su secretario general, dijo: “no se puede hacer nada”; “están a disposición los abogados para que gestionen sus liquidaciones”. Camioneros, por su parte, no dio ninguna respuesta y abandonó por completo a sus afiliados, silenciando el atropello patronal.

Los trabajadores de Oca viven hoy la incertidumbre laboral y la injusticia de que no se ha luchado por la reincorporación de los despedidos y mucho menos por los salarios de los que continúan.

En marzo de 2020 comenzó una era de compras virtuales en masa, lo cual no se tradujo en el mejoramiento de las condiciones de trabajo de los que garantizaron la comercialización, en el marco de la pandemia. Queda claro que la crisis que vive Oca no la causaron sus empleados, sino sus administradores con la complicidad del sindicato de Camioneros y Aecpra.

Los trabajadores de Oca y su organización lograrán frenar estos atropellos con el método asambleario y el apoyo y difusión de los sindicatos y organizaciones combativas. Llamemos a las organizaciones clasistas a solidarizarnos con los despedidos y a poner en primera plana de los medios la criminalidad que significan estos despidos.

También te puede interesar:

Aumentaron los retiros "voluntarios" y la no renovación de contratos.
El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, adelantó a las patronales que no prevén renovar ambas medidas.
“Pedimos la expropiación del geriátrico El Ángel para preservar 60 puestos de trabajo”, afirmó Cintia Frencia.