fbnoscript
18 de febrero de 2017

Mar del Plata: fuera la intervención en Textilana e Hilamar

¡Elecciones ya!
El 28 de enero se venció el mandato de la Comisión Interna de Textilana e Hilamar de Mar del Plata. Luego de numerosos reclamos ante la delegación local, ante el Consejo Directivo de la Asociación Obrera Textil y ante el Ministerio de Trabajo de Nación, el Sindicato decidió intervenir la fábrica y designar un delegado normalizador en vez de convocar a elecciones. Los trabajadores  de la fábrica arrancaron una reunión con el gremio para que dieran respuestas de por qué violaban la ley e impedían que se pudiera elegir libremente los representantes de la fábrica.
 
Prensa Obrera dialogó sobre este tema con trabajadores de las fábricas, que pidieron que no se revelen sus nombres por temor a represalias empresarias.
 
-¿Por qué están hoy en la delegación local de la Asociación Obrera Textil?
 
A: Desde diciembre que venimos reclamando por la vía legal que se llame a elecciones según nuestro Estatuto. La patronal, junto con el Sindicato (tanto a nivel nacional y regional), pactaron prohibir a los trabajadores la elección libre de sus delegados e imponernos un delegado normalizador. Este delegado es un vocal de la AOT nacional que vive en la Capital Federal (Carlos Infante), que desconoce completamente cuáles son los problemas de los trabajadores de la fábrica. Vino sólo dos veces a la planta en casi un mes de intervención. En la primera visita la empresa le juntó a todos los trabajadores; mientras tanto, a los delegados no nos permitían movernos de nuestras máquinas, e Infante nos acusó a los miembros de la Comisión Interna que en Textilana e Hilamar de que no se ha resuelto nada en la fábrica porque nosotros éramos conflictivos. En la segunda visita, directamente no tuvo contacto con nosotros debido al repudio generalizado a dicha maniobra de la AOT.
 
-¿Cuál es su postura en relación a las acusaciones del gremio hacia la Comisión Interna?
 
B: Son una completa mentira. Durante 30 años, los trabajadores no hemos tenido representación gremial. Hace dos años se formó esta comisión interna, que ha luchado desde el primer día por los derechos de los trabajadores de la fábrica. Nos han puesto miles de trabas tanto la empresa como nuestro Sindicato. Nos ninguneaban, no nos recibían, se negaban a tener diálogo con nosotros porque para ellos siempre fuimos conflictivos. Confunden conflicto con combatividad. Los delegados lo único que hemos hecho es defender a los compañeros.
 
Hemos conseguido que se respeten las jornadas de trabajo y que se abonen completas las vacaciones y prohibición de que la empresa las modifique arbitrariamente una vez otorgadas; fichaje 5 minutos antes de la jornada para poder alcanzar el colectivo; construcción de garitas para esperar el colectivo en la puerta de la fábrica; que el sector tejeduría no haga tareas de lubricación que por convenio no corresponden; el compromiso de servicio médico en la planta, entre otras. Además, nos descontaron el presentismo y la hora de todas las asambleas que hemos hecho y logramos que se abonaran las mismas, tanto las de principio de 2016 como las de fines de dicho año.
 
Todo ello lo logramos los trabajadores sin ningún tipo de ayuda del Sindicato y a pesar de la persecución constante de la patronal.
 
-¿Cómo sigue este conflicto?
 
A: Desde la llegada del interventor están intentando flexibilizar las condiciones laborales en la fábrica. Agravaron la colocación de cámaras, instalándolas en cada uno de los rincones de la empresa.  A través de las mismas y en complicidad con el interventor y el sindicato, persiguen a los compañeros con apercibimientos y suspensiones arbitrarias. Inclusive, utilizando esta metodología ya hay despidos encubiertos.  
 
Hemos pedido al Ministerio de Trabajo de Nación que intervenga y convoque a elecciones como la ley manda. Impugnamos  la intervención de la fábrica y la designación del delegado interventor. Vamos a seguir adelante con esta enorme lucha porque queremos poder elegir a nuestros delegados libremente. Ni el Sindicato ni la empresa nos debe imponer quienes nos van a representar. Queremos democracia sindical.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios