fbnoscript
23 de febrero de 2017

Bahía Blanca: la dirección del sindicato municipal entrega el salario

Hay que luchar por un 35% de aumento retroactivo a enero
En Bahía Blanca, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) levantó recientemente la asamblea que debía discutir cómo continuar la lucha por aumentos salariales. Este accionar se explica por el alto grado de disconformidad de las bases del gremio, que difícilmente hubieran refrendado el acuerdo entreguista que la conducción de Miguel Ángel Agüero firmó semanas atrás –5% de aumento para el primer trimestre de 2017–, de forma intempestiva e inconsulta (ver imagen). Agüero, parte de la burocracia sindical massista de la CGT, ratifica con estas medidas su complicidad con el ajuste del gobierno nacional, los gobernadores de todo signo y el intendente PRO Héctor Gay.
 
En las últimas semanas, los municipales de Bahía Blanca han mostrado una gran disposición a la lucha, que se vio en el importante paro de 1500 trabajadores del pasado 3 de febrero, con movilización al Palacio Municipal y al Ministerio de Trabajo. La burocracia de Agüero, por su parte, concentra sus energías en atacar a los luchadores del gremio.
 
Los trabajadores municipales tienen la fuerza para quebrar el techo salarial. El camino es la lucha organizada por asambleas, que vote un reclamo claro y las medidas de fuerza para quebrar el techo salarial de Vidal y Gay. Desde Tribuna Municipal rechazamos el método de los hechos consumados contra los trabajadores; llamamos a pelear por un 35% de aumento retroactivo a enero –en camino a una retribución igual al costo de la canasta familiar– y planteamos la convocatoria urgente a una asamblea que defina colectivamente un plan de lucha para conquistarlo.
 

Compartir

Comentarios