fbnoscript
2 de marzo de 2017 | #1448

Movilización de los trabajadores del Conicet

Frente al Congreso realizamos una feria de ciencias, mostrando a la sociedad qué es lo que investiga la ciencia pública en Argentina. Contó con un panel en el que participaron compañeros de AGR-Clarín, de JCP y de ATE Conicet, para debatir cómo enfrentamos los ataques que estamos sufriendo todos los trabajadores.
También se ratificó la solidaridad de la comunidad científica con AGR y se recaudaron cinco mil pesos para el fondo de lucha, que se suman a los trece mil que se habían recaudado en instancias anteriores.
 
Cinismo presidencial
 
El miércoles 1, el presidente Macri se refirió a los trabajadores de la ciencia de manera cínica. Dijo que su gobierno quiere que “los científicos puedan hacer cada vez más y mejor investigación”, cuando a propuesta del Poder Ejecutivo –y con el voto de todos los bloques mayoritarios–, este mismo Congreso Nacional aprobó el año pasado un presupuesto que desde Jóvenes Científicos Precarizados (JCP) y el conjunto de las organizaciones gremiales denunciamos, en ese mismo acto, que éste iba a implicar despidos, lo cual se concretó en diciembre del año pasado. Solamente fue revertido con la toma del Ministerio durante cinco días.
 
Pero lejos de abandonar esa política, el macrismo continuó con su ofensiva, avanzando con un recorte de las becas doctorales y post doctorales y, en las últimas semanas, con el anuncio de que la convocatoria a la carrera de investigador del Conicet de este año se realizaría con nada más que 450 vacantes, lo cual significa un recorte del 50 % con respecto a la última convocatoria.
 
Cuando Macri se refiere a “crear un puente donde la vinculación y la transferencia con el sector productivo sea una realidad”, coincidente con las declaraciones que ha hecho en distintos medios el ministro Barañao, lo que es un llamado a reforzar la orientación mercantilista de la investigación científica. Barañao la venía aplicando durante su época K y ahora se profundiza, ya que el gobierno plantea que los becarios de investigación tienen que ir a trabajar a empresas privadas y a investigar cuestiones que “sean útiles para el país”, que en el lenguaje macrista significa poner la ciencia al servicio de la rentabilidad de los grandes grupos empresarios.
 
Plan de lucha
 
Esta iniciativa, que se realizó en todo el país, es parte del plan de lucha nacional que se votó en las asambleas regionales y que fue ratificado en el último plenario de coordinación nacional que se reunió en Buenos Aires, a principios de febrero, en la explanada del Ministerio de Ciencia y Tecnología.
 
Denunciamos que el gobierno pretende reventar la mesa de seguimiento del acta, formada en diciembre pasado, negociando con los compañeros que fueron reincorporados en términos individuales, tratando de fracturar el colectivo de becarios.
 
Esta lucha sigue y preparamos nuevas movilizaciones por la reapertura de la mesa y una gran Marcha Federal de Ciencia y Técnica para comienzos de abril.
 
 
Foto: Federico Imas

Compartir

Comentarios