fbnoscript
4 de abril de 2017

Paro y asamblea de los trabajadores del Indec contra los despidos

Por Tomás Eps @tomaseps

Los trabajadores del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) realizaron durante este mediodía una asamblea en la puerta del organismo, para discutir los pasos a seguir frente a los 80 despidos injustificados en el día de ayer. El plenario tuvo lugar en el marco de un paro con concurrencia al lugar de trabajo de ATE y UPCN, las dos gremiales estatales actuantes en el Indec.

Jorge Todesca, el titular del ente, ha alegado que las cesantías van dirigidas a trabajadores con altos niveles de ausentismo –en línea con los ataques del macrismo a la docencia en lucha. La tesitura no resiste el menor análisis, al punto de que fueron despedidos por no cumplir horas de oficina empleados cuya labor se desempeña en la calle, realizando encuestas. Lo del Indec integra una nueva oleada de ataques a los trabajadores del Estado, con despidos, demoras en los pagos y/o embestidas contra delegados gremiales en el Enacom y en los ministerios de Producción, Trabajo, Salud y Justicia y Derechos Humanos.

Todesca apunta con estas expulsiones masivas (se trata del 5% de la planta) contra los reclamos de los trabajadores del Indec, que en marzo habían protestado contra el recorte salarial que implicó la modificación de las "horas censales".
 

 

El embate se produce, además, en las vísperas del paro general del 6, luego del cual el gobierno busca replicar en numerosos gremios acuerdos paritarios por debajo de la inflación –en el caso de los estatales, cuya paritaria vence el 31 de mayo, contaría con la venia de UPCN, que ya firmó un acuerdo de entrega con María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires. A su turno, las conducciones de ATE convocan paros divididos, priorizando las reyertas entre ellas por sobre la necesidad de derrotar el ajuste del gobierno.

 
La asamblea de hoy tiene el enorme mérito de que, contra la orientación de ATE y UPCN, los trabajadores impusieron que abarque a los afiliados de ambas gremiales. Se trata de un acierto que supera el planteo limitado de la junta interna de ATE en el día de ayer, que montándose sobre el justo repudio a la burocracia de UPCN (quien fue cómplice de la intervención antiobrera del kirchnerismo en el organismo), sostuvo que es necesario ver las cesantías "caso por caso". El ataque de conjunto requiere una respuesta unificada.
 
La magnitud del ataque de Todesca plantea la ocupación del organismo hasta quebrar los despidos, siguiendo el ejemplo de los trabajadores del Conicet. Este es el planteo de la agrupación Tribuna Estatal, que integra un programa más amplio: la convocatoria a un congreso de delegados de base del gremio, para trazar un plan de lucha contra el ajuste en curso y en defensa de los salarios.

En esta nota:

Compartir

Comentarios