fbnoscript
6 de abril de 2006 | #940

30.000 razones para seguir luchando

Que Foetra reencauce el rumbo
La convocatoria de más de 100.000 personas a la Plaza de Mayo a 30 años del golpe constituye una irrefutable victoria popular.
 
Porque mostró a un pueblo en lucha por la cárcel a los genocidas, la mayoría de los cuales está libre, al mismo tiempo que contra el hambre y la represión de hoy.
 
El documento desarrolló cada una de las consignas convocantes aprobadas por todas las organizaciones: cárcel a los genocidas, anulación de los indultos, libertad a los presos políticos, fuera la Gendarmería de Las Heras, no pago de la deuda externa que se paga con el hambre del pueblo, inmediato retiro de las tropas de Haití.
 
Estas consignas fueron firmadas no sólo por las 347 organizaciones populares que suscriben el documento sino también por las 14 organizaciones que no lo hicieron. Madres Línea Fundadora y Abuelas no estuvieron de acuerdo en firmar el desarrollo y están en todo su derecho, pero, conociendo el texto, sí acordaron con los organizadores en marchar en común con las consignas comunes.
 
Fue ostensible el fracaso del gobierno de Kirchner en su intento de transformar la jornada en un acto oficial; como no pudo, decretó un feriado que rechazaron todos los organizadores como un intento de desnaturalizar el 24 de Marzo como jornada de lucha.
 
Así las cosas, Hebe de Bonafini realizó su minoritario acto-festival el día anterior al 24 de marzo.
 
Pero la masividad de la convocatoria del 24 empujó al gobierno a utilizar su último recurso: el copamiento de la Plaza por grupos ex piqueteros (Barrios de Pie, 26 de Junio) y sectores de la JP. Estos grupos, como aclaró el Espacio Memoria, Verdad y Justicia, “no fueron convocantes de la marcha”. De ellos vino la provocación.
 
Nora Cortiñas y otras Madres de Plaza de Mayo, junto con otros organismos, reconocieron que en ningún momento se cortó el sonido o se agredió a las Madres. La única agresión provino de un grupo que arrojó piedras y botellas al palco y, en actitud amenazante, intentó desvirtuar la jornada e impedir que se leyeran las consignas y el documento titulado “24 de marzo de 2006: 30.000 razones para seguir luchando”. Estos son los hechos.
 
Foetra participó con una columna de compañeros y con banderas de la movilización del 24 de Marzo difundiendo en todo el gremio telefónico, a través de un comunicado, las consignas: Juicio, castigo y cárcel común, efectiva y perpetua a todos los genocidas. Anulación de los indultos. Restitución de la identidad a los 500 jóvenes apropiados. Basta de represión. Retiro de la Gendarmería de Las Heras y de todos los conflictos sociales. No a la impunidad de ayer y de hoy. Libertad a los presos políticos. Amnistía o desprocesamiento a los luchadores populares.
 
Por ello, sorprende la solicitada publicada por la Comisión Directiva el 31 de marzo en Página/12, donde se afirma que “quienes pretenden manipular el sentimiento popular y agreden a las Madres y Abuelas, lejos de contribuir al desarrollo del campo popular, terminan haciéndole el juego a la derecha y a quienes pretenden seguir impunes”. Cuando los agredidos fueron los organismos organizadores.
 
Expresiones de la solicitada, tales como “terminan haciéndole el juego a la derecha”, no se condicen con la realidad y a los únicos que le hacen el juego es a personajes como Aníbal Fernández, que se refirió a los firmantes del documento como “izquierda siniestra”, utilizando la fraseología de las AAA de Isabel y López Rega que prepararon el camino a la última dictadura militar. La solicitada de Foetra se hace eco de la deformación de los hechos que hicieron diversos medios de comunicación y de la campaña que desde el gobierno se intentó instrumentar, incluidas las declaraciones de Aníbal Fernández, para empañar un acto de conmemoración y de lucha. Exigimos la renuncia de este ministro que intentó cerrar la Plaza de Mayo, que manda la Gendarmería a los conflictos obreros, que mandó la Infantería e hirió compañeros en el corte del gremio telefónico en Avenida de Mayo el pasado 14 de septiembre.
 
La compañera Silvia Hidalgo, junto a Juan Carlos Lavagna (quien no estuvo al tratarse este punto), manifestaron claramente su oposición en la Comisión Administrativa de Foetra Buenos Aires, en contra de la salida de dicha solicitada. Por razones “estatutarias” fue incluida la firma de Silvia Hidalgo, secretaria de Prensa, aunque esta compañera manifestó abiertamente su rechazo a la misma. Ellos y todos los militantes del PO telefónicos nos delimitamos de esta solicitada que, en este caso, altera la realidad de los hechos.
 
Nuestro repudio es para los que mandaron la Gendarmería a reprimir a los petroleros de Santa Cruz. Para los que amenazaron el 25 de marzo a la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, para las FFAA que hacen espionaje; a los impunes grupos de tareas que cobraron la vida de 33 argentinos el 19 y 20 de Diciembre de 2001, a los responsables políticos de las muertes de Kosteki y Santillán, a los monopolios privatizadores que gobernaron atrás de Videla y siguen hoy detrás del poder político de turno. Para quienes agredieron y quisieron hacer fracasar el multitudinario acto del 24 de Marzo.
 
Reivindicamos la participación de Foetra en la marcha y la lucha actual de los trabajadores, a 30 años del golpe. Es nuestro mejor homenaje a los compañeros caídos en la lucha.

Compartir

Comentarios