fbnoscript
18 de abril de 2017

Docentes: la propuesta de Vidal es inaceptable

La nueva oferta de Vidal, lejos de ser una mejora, es una versión empeorada del 18% en 4 cuotas. Escribe Romina del Plá
En el día de ayer, el gobierno bonaerense realizó una nueva propuesta salarial en una reunión con los gremios del Frente de Unidad Docente. Entre otros puntos, la oferta consiste -según la presentación de los funcionarios- en un aumento de 20% y una oferta para 2018-2019 que estaría vinculada al nivel de la inflación más un adicional. Asimismo, el gobierno insistió en el debate del ausentismo. Referentes gremiales consideraron insuficiente la propuesta, aunque no convocaron a nuevas medidas de fuerza. La negociación pasó a un cuarto intermedio y hoy se conocería la fecha de la nueva convocatoria a los gremios.
 
A continuación, presentamos un primer análisis de la propuesta de Romina del Plá, secretaria general del Suteba Matanza y candidata a secretaria general en las elecciones de Suteba del 17 de mayo por la Lista Multicolor que enfrentará a la lista Celeste de Roberto Baradel.
 
La propuesta de los funcionarios de Vidal significa una rebaja salarial agravada en tres años: diluye el salario docente, tal como está establecido legalmente, y elimina por completo el concepto del salario básico y el salario por cargo.
 
La gobernadora, además, habla de salarios promedios inexistentes.
 
Por otra parte, somete una variable del salario al presentismo, que no sólo está condicionado a que el docente no falte, sino que en el año 2018 estaría sometido a que haya una rebaja real de las suplencias generales. O sea que estaría sometido a que un docente controle que el otro no falte por estar enfermo,  por casarse, o por tener un pariente que fallezca, para que no le tengan que designar un suplente, para que después este primer docente, si realmente no falta, pueda cobrar el presentismo. 
 
Esta situación ya la hemos visto en su momento con un proyecto que intentó imponer un asesor gubernamental del ex presidente Eduardo Duhalde llamado Sozio, que intentó imponer un salario colectivo por escuela que dependía de quién faltaba o no a la escuela y en función de eso todos cobraban un premio.
 
La oferta, lejos de ser una mejora, es una versión empeorada del 18% en 4 cuotas.
 
Con una proyección de una inflación que no va a bajar del 25% y una deuda del 10% del año anterior, ningún salario que no signifique un blanqueo de las cifras en negro, un aumento al básico que lo lleve a la canasta de pobreza ($ 15 mil) puede ser suficiente para que podamos sostenernos.
 
La dirección de Ctera ha reemplazado –sin mandato alguno- los paros por una “carpa itinerante” que no tiene la función de organizar a los trabajadores de la educación para quebrar el ataque del gobierno. Por el contrario, tiene por objeto adaptarse al reclamo del gobierno de buscar “medidas creativas”, como declararon públicamente Roberto Baradel y Sonia Alesso. El propósito adicional es mantener esta carpa hasta mediados de mayo, es decir hasta las elecciones de Suteba.
 
Le reclamamos al Suteba y a todos los sindicatos provinciales la inmediata convocatoria a asambleas en toda la provincia y la convocatoria de un plenario de delegados con mandato de todos los turnos de las 21.000 escuelas bonaerenses que tomen en sus manos la huelga hasta obtener los 15.000 pesos de básico que reclamamos.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios