fbnoscript
13 de mayo de 2017

Ferroviarios: defendamos la jornada reducida

DEFENDAMOS LA JORNADA REDUCIDA
Que nada firmen sin mandato!
El 7 de mayo pasado, el diario La Nación informó que el gobierno, los empresarios ferroviarios y los gremios están en tratativas para restituir la jornada de 8 horas para los maquinistas. La negociación se da en el marco de reuniones promovidas por el macrismo con representantes de diversos sectores con el fin de imponer criterios de productividad (flexibilización laboral) en los nuevos convenios.
 
En 2007, varias especialidades obtuvieron la reducción de sus jornadas de trabajo. Los cambistas pasaron a trabajar 7 horas, el personal de puesto de control trenes (PCT) 6 horas, y los maquinistas y guardatrenes del servicio eléctrico 6 hs y del servicio Diesel 7 hs.
 
Los gremios ferroviarios, alineados en aquel momento con el oficialismo kirchnerista, recibieron esa concesión no por protagonizar lucha alguna sino porque el kirchnerismo no podía permitir que la reducción de jornada (conquistada en el subte por su cuerpo de delegados, acompañado por el movimiento piquetero y el entonces legislador del Partido Obrero, Jorge Altamira, autor del proyecto de ley en la Legislatura) se convirtiera en bandera del activismo antiburocrático ferroviario.
 
Sin embargo, los ferroviarios no obtuvieron dictámenes de insalubridad sino un simple acuerdo de partes, más fácil de desandar.
 
Ahora que Macri está en una ofensiva contra los derechos y los costos laborales (profundizando una orientación que en el ferrocarril emprendieron el ex ministro Florencio Randazzo y el kirchnerismo), los gremios ferroviarios negocian las conquistas sin mandato alguno de los trabajadores. Lo mismo que hacen con el salario.
 
Como no sería fácil hacer pasar un acuerdo así, los punteros del pedracismo ya prometen que se restituiría el cobro de las horas nocturnas. Sin embargo, esta compensación ya se obtiene por descuento de 8 minutos extra en cada hora nocturna trabajada.
 
Reemplazar la reducción de jornada por adicionales de un salario que se deprecia año a año es un negocio para las patronales. En la Línea Roca, ya trascendieron cambios gerenciales para proceder con esta agenda ajustadora.
 
Exijamos que la directiva rinda cuentas de estas negociaciones y todos los cambios en la normativa de los convenios en asamblea. Lo mismo vale para el salario. Que compañeros elegidos por la base participen en las reuniones paritarias. Que no se firme nada sin mandato.

Compartir

Comentarios