fbnoscript
22 de mayo de 2017

Metrovías y el gobierno desconocen la paritaria y actúan “por decreto”

Por Corresponsal
Círculos de PO del subte
El Ejecutivo de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) informó al gremio sobre una comunicación  de las autoridades de Trabajo donde estas anuncian, para los meses de mayo y junio, un incremento de la cuota mensual “no remunerativa” que vienen pagando a cuenta de convenio, más un plus en junio en concepto de aguinaldo. Todo dispuesto unilateralmente por Metrovías. El hecho de que no acompañe con opinión crítica, habla de que la conducción aprueba la decisión patronal.
 
Deben resaltarse varias cuestiones. La paritaria para un convenio vencido hace casi tres meses, vuelve a postergarse, de hecho sin fecha. Se realizan ajustes por decreto, desconociendo el régimen legal de tratativas paritarias, convenios colectivos de trabajo y sueldo anual complementario. Se sienta, como antecedente, una metodología antisindical arbitraria, nada menos que siendo la AGTSyP la que ha retenido ante la justicia la personería gremial y todas sus atribuciones. 
 
El incremento salarial real que contienen las cuotas rodea el 23%, con pequeñas variaciones según categorías. Esto es, 12 puntos por debajo del reclamo de la AGTSyP, a fin de mantener el poder de compra del salario esmerilado por la pérdida del 2016 y el estimado del 2017. Se trata de ajustes ‘a la baja’, como los que están firmando las direcciones de los gremios más burocráticos, con el argumento de contribuir a la “gobernabilidad”. Las sumas no remunerativas significa desafectadas de las cargas de la seguridad social, del cálculo de la indemnización por despido y excluidas de la liquidación de aguinaldos, horas extras y vacaciones.  La calificación “a cuenta de paritarias” no aclara cómo se pagarían los retroactivos y la postergación sin fecha del convenio definitivo impide a la familia obrera presupuestar su economía y saber parte de qué sueldos se están “adelantando”.
 
La conducción anuncia la decisión empresarial como un hecho  consumado, sin consultar a los paritarios votados por el cuerpo de delegados ni a la base. Las recorridas previas de los paritarios habían recogido en los sectores una voluntad mayoritaria por pasar a la acción y  terminar con la bicicleta salarial.  Las mejoras de las condiciones de trabajo, tan importantes como, ente otras, los protocolos de seguridad contra electrocución,  quedan también postergadas.
 
Se trata de un calco de la propuesta de Triaca –Rodríguez Larreta –Macri: no corregir las pérdidas pasadas  y patear los convenios hacia adelante (preferentemente más allá de las elecciones), con el chamuyo de ajustes futuros.  Es también la posición de la UTA que viene postergando la renovación del convenio, hasta tanto las patronales acuerden sus “costos” con el ministro de transporte Guillermo Dietrich: subsidios/ precio del pasaje/ gasoil.
 
La Naranja del Subte ha hecho una fuerte denuncia de esta adaptación al “frente del ajuste” por parte de la conducción yasKista del gremio; llama a los trabajadores del subte a rechazar la imposición patronal y a tomar el camino de los aceiteros que acaban de firmar por el 32%.  Exigimos que se convoque la paritaria de AGTSyP –Metrovías, por la propuesta votada: un 35% de aumento; impuesto al salario a cargo de empresa/gobierno; mejora de condiciones de trabajo.
 
Corresponde votar  por asambleas, movilización y plan de lucha.

En esta nota:

Compartir

Comentarios