fbnoscript
13 de junio de 2017

Olla popular de los trabajadores del Hospital Garrahan

La medida será el 14, en el marco del paro nacional de ATE, en rechazo a la paritaria de UPCN y por mejoras en el régimen laboral.
Por Corresponsal
Los trabajadores del Hospital Garrahan han resuelto un plan de lucha por aumentos salariales y mejoras en las condiciones laborales, que comenzará el miércoles 14 con un paro de 2 horas, en el marco de la huelga nacional de la gremial estatal ATE, y la realización de una olla popular en la puerta del hospital, “para expresar los salarios de hambre que percibimos” –según señalaron en un comunicado.
 
La medida, resuelta en una asamblea convocada por la Junta Interna de ATE-Garrahan y la Asociación de Profesionales, se produce en rechazo a la paritaria de miseria firmada por el sindicato estatal UPCN con el gobierno –que establece un 20% en cuotas e introduce cláusulas de flexibilidad laboral–, al tiempo que ratifica los reclamos ya presentados a la Dirección del Hospital, por los que los trabajadores no han tenido respuesta.
 
Junto al reclamo de un 35% de aumento más un 10% correspondiente a la pérdida salarial en 2016, los trabajadores exigen el reconocimiento de la insalubridad de su tarea, la jornada de 6 horas, el reconocimiento automático de títulos y especialidades, vacantes en el jardín o subsidios equivalentes y el pase a planta de becarios, contratados y tercerizados, entre otras demandas.
 
Luego de una reunión con el Consejo de Administración del hospital, integrado por cinco miembros (80% por Nación y 20% por Ciudad de Buenos Aires), el delegado de ATE Garrahan Alejandro Lipco señaló a Prensa Obrera que “la patronal del hospital ya adelantó que se va a alinear con la paritaria flexibilizadora de UPCN y Macri. Dicen que no tienen recursos para otra cosa, lo cual es falso, porque acaban de sumar un quinto consejero que le sale al hospital millones de pesos por una función parasitaria”.
 
Lipco sostuvo que “el Estado tiene que asumir la responsabilidad de garantizar el presupuesto necesario para enfrentar las numerosas carencias de infraestructura, y especialmente para el régimen laboral”, y destacó: “en la reunión con los consejeros se vio que desconocían el régimen laboral de enfermería, 'sorprendidos' de que por ejemplo los franqueros trabajan 14 horas en unidades de alta complejidad como neonatología o cuidados intensivos. Se trata de una dirección divorciada de la realidad de los trabajadores”.
 
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios