fbnoscript
20 de abril de 2006 | #942

Aeronáuticos

Kirchner impuso la tregua

Hugo Moyano adelantó, antes que nadie, que los aviones volarían normalmente en Semana Santa.
 
En el plenario conjunto de delegados de Apta (técnicos) y Apla (pilotos) realizado el 30 de marzo, las comisiones directivas de ambos gremios plantearon que “esto (Aerolíneas) se cae solo” y que la estrategia sindical debía consistir en graduar la lucha en función de la crisis que se viene por el vaciamiento que está operando el grupo Marsans.
 
Por eso, fue rechazado el planteo llevado por delegados de Apta, votado en dos asambleas de sección de los hangares de Ezeiza, de convocar una asamblea inmediata conjunta de ambos gremios para informar sobre las negociaciones y resolver un inmediato paro de 48 horas.
 
En un escenario caldeado, el plenario votó otra moción llevada por el mismo bloque de delegados de Apta, que denunciaba las condiciones de inseguridad de los vuelos por la falta de mantenimiento, reclamaba la presencia permanente de los controles técnicos habilitados (Fuerza Aérea) y comprometía la acción de los propios trabajadores en este sentido. Al momento actual, operando sobre la “desinversión en mantenimiento aeronáutico” — como dice la declaración del Cuerpo de Delegados — el control de los propios trabajadores está comenzando a producir una paralización en el ritmo de los vuelos (de 50 aviones de Arsa, vuelan 25; de 21 de Austral, 7).
 
Aunque se trata de soslayar la huelga general, el reclamo de una asamblea general para resolver la continuidad del plan de lucha está creciendo entre los trabajadores de Apta.
 
Una fracción de delegados y activistas de los técnicos viene planteando la necesidad de romper la tregua y lanzar la huelga por tiempo indeterminado. Ha reclamado la presencia de la burocracia en asambleas en los talleres, pero ésta se ha negado a concurrir.
 
La tregua compromete mucho más que el salario (el técnico de mantenimiento que ingresa cobra 1.200 pesos, un tercio de lo que percibe su par en España). Está pendiente la incorporación a planta permanente de los últimos contratados, así como la reconstrucción de Aerolíneas contra el vaciamiento expresado en la transferencia de recorridos, instalaciones y aviones a Austral.

En esta nota:

Compartir

Comentarios