fbnoscript
1 de agosto de 2017

Chubut: obreros de Tecpetrol ocupan la planta contra los despidos

La empresa del grupo Techint despidió a 250 petroleros. La planta se encuentra militarizada.
Los trabajadores petroleros tomaron el yacimiento de la empresa Tecpetrol que se encuentra en el yacimiento de El Tordillo. La compañía pertenece al grupo Techint –que viene de tener un ejercicio extraordinario de ganancias. Tecpetrol concretó el despido de unos 250 trabajadores. El pedido es de los obreros es que se retrotraigan los despidos y se garanticen 36 meses de trabajo sostenido. La patronal respondió militarizando la zona: pretenden regimentar las expresiones de lucha frente a los despidos.
 
A la burocracia, que maniobra para dar una tregua hasta el jueves y respetar la conciliación obligatoria, no le quedó otra que apoyar la toma pacífica que están desarrollando los trabajadores.
 
La firma Tecpetrol, que está en la búsqueda de lograr mayores beneficios en subsidios para aumentar su tasa de ganancia y continuar el ataque hacia los trabajadores en sus condiciones de trabajo, viene a jugar la carta de los despidos para provocar llegar a la mesa de negociación con más presión en connivencia con el burócrata sindical Jorge “Loma” Ávila, que ha dejado a los trabajadores aún más expuestos. La entrega de la burocracia no tiene fin: aceptó, entre otras cosas, la reducción de la jornada afectando el salario, retiros voluntarios (despidos encubiertos) y jubilaciones anticipadas.
 
Tecpetrol es una firma que opera con un universo de Pymes, que en realidad son empresas tercerizadoras y a las que los despidos llegaron con anterioridad: 84 despidos en San Antonio, 30 en DLS y 135 en Burgwardt.
 
Los obreros de Tecpetrol en defensa de los puestos de trabajo decidieron apostarse pacíficamente para cuidar las maquinarias. Está claro que la decisión de la patronal es ir a fondo y para eso apostó personal de Gendarmería en las puertas de la empresa.
 
Tanto Das Neves, agente de las petroleras que le otorgó la concesión del yacimiento hasta el 2047, como todo el arco político, exigen el rescate económico, aceptando esta extorsión frente a los despidos.
 
El sector petrolero viene siendo afectado por despidos que no cesan aun ante la entrega firmada por "Loma" Ávila, rebajando salario y condiciones de seguridad.
 
"La empresa desde el 2005 no invirtió nada, absolutamente nada, a pesar de que ganó mucho dinero no invirtió nada", expresaba uno de los trabajadores a Prensa Obrera.
 
Das Neves agente de las petroleras junto a Macri, con la misma agenda del gobierno FPV.
 
Así lo demostró el gobernador luego de haber acordado en 2016 un subsidio al barril de petróleo junto a los tres grandes pulpos, como lo son Pan American Energy, Tecpetrol y EnapSipetrol. De este modo, se les aportaron 250 millones de dólares del Estado nacional y 40 millones de la provincia del Chubut.
 
El acuerdo de subsidio por 8 dólares por barril de petróleo, a cambio de un compromiso en no despedir durante los 6 meses siguientes a febrero de 2016, fue impulsado por Jorge ¨Loma¨ Ávila y Das Neves.
 
Mientras que a los usuarios vienen de padecer tarifazos, los pulpos sonríen: esta decisión le costó al gobierno 5.000 millones de dólares en subsidios al capital, para garantizarle la ganancia, a pesar de que el precio del crudo no deja de caer y el precio mínimo que el gobierno les aseguró se mantiene.
 
En Chubut les aseguró un acuerdo magnífico. Macri sigue la misma línea que el gobierno kichnerista de subsidiar a las petroleras, tanto en el mercado interno como en el precio del barril de exportación.
 
Ante la baja de los precios internacionales y el acuerdo en 54.90 dólares –el “precio criollo” para la cuenca del Golfo San Jorge– las patronales amenazaron a con producir despidos si no continuaban los subsidios. Las petroleras especulan con obtener los mismos beneficios que Vaca Muerta. El gobernador Das Neves junto al burócrata Jorge "Loma" Ávila reclaman para las operadoras el mismo subsidio para el precio del gas que se les otorga en Vaca Muerta.
 
Ávila fue otro agente que junto a José Lludgar, del Sindicato de Jerárquicos, movilizaron para que el gobierno de Macri subsidie a este sector del capital. Das Neves y toda la “oposición” apoya este planteo.
 
Las petroleras han ganado mucho dinero en los últimos años, pero ante la crisis intentan descargarlas sobre los trabajadores y chantajear al gobierno con un posible estallido social.
 
Luego de la privatización menemista y durante el gobierno de los K, el país perdió el autoabastecimiento de petróleo y gas, en este escenario las petroleras parten a Neuquén, donde además exigieron la baja salarial y las modificaciones de convenio. Se toman menos personas por turno, condiciones peligrosas para el obrero, precariedad laboral. Estas modificaciones fueron esgrimidas como "necesarias" para la viabilidad del proyecto empresarial, es decir, la mantención de sus ganancias.Por otro lado, las inversiones de Pan American Eenergy no provienen de sus utilidades sino de los subsidios que vienen recibiendo, como los sobreprecios al petróleo.
 
Ávila se ha convertido en portavoz del chantaje a los obreros para lograr beneficios a las petroleras a costa de dejar pasar despidos y modificaciones de convenio. 
 
Comodoro tuvo, además, la catástrofe de un temporal en abril de este año que demuestra, entre otras cosas, que las regalías petroleras ni siquiera se invirtieron en obras de infraestructura.
 
Ante el saqueo del gobierno, las petroleras y la crisis y despidos hay que exigir la apertura de los libros contables de las petroleras que suspendan o despidan, la necesidad de expropiar sin pago las operadoras que bajen la producción y la nacionalización de los hidrocarburos. Es la oportunidad para plantear la planificación económica en la actividad petrolera, bajo control de sus trabajadores.

Compartir

Comentarios