fbnoscript
13 de agosto de 2017

Los trabajadores de Página 12 paran por 48 hs y no cubrirán las PASO

Por Corresponsal
La medida de fuerza, que se cimenta en la fortaleza de una asamblea y redacción golpeada por el trabajo a distancia, la falta de compañeros -no han sido reemplazados las bajas de los últimos años- y el maltrato constante de la patronal, pone al desnudo los límites de los patrones dizque progresistas que abrevan en la burocracia sindical: Victor Santa María juega al patrón de estancia y desoye incluso el pedido de una explicación. 
 
El Grupo Octubre no solo no ha pagado hasta la fecha el mísero aumento pactado entre la cámara patronal y la difunta UTPBA -lo que sería un penoso incremento del 12% desde mayo-, sino que ha optado por no contestar los pedidos de reunión y explicación de los compañeros. Tras cumplir un paro de 24 horas a inicios de la última semana, los trabajadores reunidos en asambla votaron un paro por 48 horas en suspenso para el fin de semana. Esa votación del viernes último estipulaba que, de recibir una respuesta o explicación por parte de la empresa, la medida quedaría desactivada. Tras cumplirse los plazos, y sin ninguna respuesta, se decidió cumplir el paro durante el fin de semana electoral. El último aumento recibido por los trabajadores fue de un 3% en enero (última cuota de la paritaria 2016) y acumulan una pérdida salarial por encima del 15%. 
 
La medida pone en evidencia que Santa María, titular del PJ porteño, Secretario General de SUTERH y uno de los hombres fuertes de la supuesta renovación peronista, no es más que un eslabón más del sistema de explotación capitalista cuando juega en ambos lados del mostrador: en una instancia juega al defensor de los intereses populares pese a cerrar acuerdos a la baja y dedicarse a alimentar la caja del sindicato, mientras que golpea esos mismos intereses sin dudarlo y con más fuerza apenas se calza el traje de empleador.
 
Mientras que acordó, como jefe sindical de los encargados de edificio de todo el país, un exiguo aumento del 21% en dos tramos; se desentiende del aumento que debe otorgarles a los trabajadores de prensa en Editorial La Página S.A, empresa del Grupo Octubre que él comanda y que forma parte de la mesa de AEDBA junto a Clarín y La Nación.
 
Los trabajadores de Página 12 pidieron a columnistas y editores estrella (aquellos que se jactan de defender la moral popular en sus escritos y suelen dar la espalda a los reclamos de la base) que se plieguen a la medida y a todos los compañeros a apoyar a los que permanezcan en la redacción. 
 
El conflicto en ciernes es una lección de la que los propios trabajadores afincados en el campo nacional y popular (así como sus lectores) podrán sacar conclusiones necesarias y evidentes: un patrón, aunque se vista de progresista, sigue siendo un patrón que no duda en defender sus propios intereses en detrimento de los trabajadores en caso de serle necesario o apetecible.
 
Por la victoria de los trabajadores de Página 12. Abajo la burocracia sindical. Que Santa María pague lo que debe. 

Compartir

Comentarios