fbnoscript
31 de agosto de 2017 | #1472

Córdoba: Se presentó la Lista Fucsia en el Suoem

El 12 de octubre se vota en el sindicato de municipales de la capital de la provincia
El próximo 12 de octubre serán las elecciones en el Suoem, el sindicato de trabajadores municipales de Córdoba Capital. En la elección se presentan dos listas: la Verde (actual conducción) y la Fucsia. Esta última, conformada por trabajadores y luchadores de distintas reparticiones (áreas operativas, dispensarios, hospitales, escuelas, CPC, etc.), se planta como la única alternativa independiente, con un fuerte agrupamiento que es una flamante referencia para dar una salida concreta a la parálisis del sindicato.
 
El intendente Ramón Mestre (UCR-Cambiemos) pretende profundizar su planteo de ajuste. Ha lanzado una ofensiva contra los trabajadores municipales publicando sus datos personales para preparar el terreno para sus ataques. El acuerdo salarial de este año fue a la baja, del 15%, con una cláusula gatillo que nunca se cumplió y que ni siquiera se plantea hacer cumplir. A esta pérdida salarial, que se viene arrastrando desde hace tiempo, hay que sumarle el exorbitante robo del impuesto a las Ganancias. Su plan de ajuste lo completan el vaciamiento sostenido de las reparticiones, la tercerización y la precarización laboral, que hacen de la municipalidad un refugio de sus propios negocios.
 
El ataque de Mestre al sindicato llevó a una fuerte parálisis de la comisión directiva, que permitió el avance de esta política contra los municipales. Una muestra cabal de ello son los descomunales descuentos y sanciones por paros y asambleas. Para intervenir en la vida gremial, Mestre jubiló de hecho al secretario general, Rubén Daniele, quien luego de rechazar esta decisión intempestiva y de manifestar que iba por un nuevo mandato en el sindicato, se bajó horas antes de que se presenten las listas. Daniele colocó en su lugar colocó a Beatriz Biolatto, actual secretaria de Educación del gremio, reconocida por instalar entre los docentes la regimentación y los negocios de los cursos pagos.
 
La renovación de la directiva es parte de una disputa que pone en juego muchos negocios de la lista Verde. Estas disputas, que nada tienen que ver con reclamos sindicales, hacen a nuestra organización completamente permeable a la política de ajuste del gobierno. Ni oficialistas (Verde) ni “opositores” (Naranja, que se sumó a la Verde en estas elecciones) buscaron una salida para sacar al sindicato de la parálisis, por el contrario se unificaron para defender una camarilla que está atravesada por intereses comunes con el Ejecutivo municipal. La renuncia de Daniele es un guiño a Mestre en su política de intromisión en el sindicato y le da el respaldo que no tiene en la población para intentar imponerles nuevas derrotas a los municipales. Una política que ya desarrolló con los despidos y los desafueros en UTA.
 
En contraposición con el derrotero de entregas de la directiva aparece la lista Fucsia, como una bocanada de aire fresco para defender a los trabajadores municipales, su organización, y enfrentar el ajuste de Mestre. El oficialismo Verde ha hecho lo imposible para que la Fucsia no se presente, apretando hasta el último respiro a los candidatos, maniobrando con el intento de presentar una lista paralela (“la tricolor”) para sacar de la escena a la Fucsia, pero no ha podido doblegar ni torcer la firmeza de nuestra lista independiente de esos aparatos burocráticos y mafiosos. Sólo una lista independiente, sin  ligazón con las patronales ni con los gobiernos ajustadores, y con los negociados y estafas, puede resistir y avanzar contra estos ataques al conjunto de los trabajadores y plantarse como alternativa de poder en el sindicato.
 
La presentación de la Fucsia, con Susana Rins como candidata a secretaria general, significa un enorme impulso de lucha para el Suoem para despegarlo de los negocios del Ejecutivo que lo tiene sumido en la parálisis. Vamos con la Lista Fucsia para:
 
•Terminar con la tercerización de los servicios municipales y enfrentar el vaciamiento de las áreas operativas;
 
• Recuperar el poder adquisitivo de nuestro salario, el 82% móvil y defender nuestra caja de jubilaciones, frenando la armonización;
 
• Continuar la lucha por la derogación del impuesto a las Ganancias.
 
•Plena libertad y defensa del derecho de huelga y de asambleas. No a los descuentos.
 
• Por un sindicato independiente del gobierno, para defender la lucha y las conquistas de los trabajadores municipales.
 

Compartir

Comentarios