fbnoscript
14 de septiembre de 2017 | #1474

Nueva toma del Ministerio de Ciencia y Técnica

Vamos por la reincorporación y contra el ajuste en el MinCyT
Por Lucía Maffey
de la Agrupación Nacional Naranja de CyT
Tras la enorme batalla de diciembre, con la toma de cinco días que arrancó un pliego de reivindicaciones votada por una multitudinaria asamblea, los becarios y científicos del Conicet -nucleados en la Red Federal de Afectados (RFA), Jóvenes Científicos Precarizados (JCP), con el acompañamiento de AGD, Conadu Histórica, ATE Conicet y otras organizaciones- resolvieron ocupar otra vez el edificio del Ministerio de Ciencia y Técnica ante la falta de respuestas por parte del ministro Lino Barañao y las autoridades del Conicet.
 
La nueva toma no surge como rayo en cielo sereno. En estos nueve meses, los becarios y científicos se movilizaron a la explanada del MinCyt, impulsaron recolecciones de firmas de apoyo, exigieron y mantuvieron reunión con las autoridades, realizaron actos como el “velorio a la ciencia”, con la convicción no solo de la justeza del reclamo sino sobre todo de la posibilidad concreta de terminar de ganarlo, esto es, de reincorporar los cerca de 500 compañeros que el gobierno de Cambiemos pretendió dejar en la calle el año pasado.
 
Como resultado de esta campaña, Barañao y los rectores pergeñaron una respuesta que no responde al acta de diciembre: los despedidos serían reincorporados, pero a las universidades nacionales. El dato no es menor: ratifica la política del gobierno de avanzar en el recorte en el ámbito de Ciencia y Técnica al tiempo que profundiza su política de desconocimiento del Convenio Colectivo de Trabajo de los docentes universitarios, motivo por el cual la Conadu Histórica manifestó su oposición. Pero además la propuesta de Barañao no especifica las condiciones de trabajo y salario, deja indefinido si los becarios e investigadores van a poder continuar y de qué modo con sus líneas de investigación. Para peor, determina que sus cargos serán precarios ya que serán concursados en dos años (como si no hubieran llegado a esta instancia tras sucesivas evaluaciones favorables).
 
En asamblea, la RFA resolvió presentar una contrapuesta que planteaba el cumplimiento del acta, pero también una serie de exigencias para que la propuesta garantizara una reincorporación real de todos los compañeros y compañeras. Ayer llevaron el planteo ante Barañao y las autoridades del Conicet, en la que “no nos ofrecieron absolutamente nada”, como informó Lucila D`Urso, integrante de JCP. “Ni siquiera está garantizado el presupuesto para la incorporación de los compañeros en las universidades nacionales, con los cargos precarizados que de por sí nos ofrecen”.
 
La mentira de Baraño y Cambiemos duró un suspiro. Por unanimidad, la respuesta de la asamblea fue contundente: la continuidad de la ocupación que ha contado con una gran adhesión y que además produjo una enorme repercusión en los medios. Las organizaciones afines al kirchnerismo reiteraron las vacilaciones del año pasado y la nula convicción de que se puede derrotar al gobierno con la movilización. Su presencia es más bien testimonial, como lo prueba que ni siquiera han trabajado un pronunciamiento de sus organizaciones para masivizar el reclamo y la toma.
 
La gran asamblea de la noche del miércoles ratificó la toma y luego se llevó a cabo un festival con olla popular. Por la mañana del jueves se desarrollaba un abrazo al Ministerio en defensa de la ciencia.
 
Con el método de la asamblea y la toma, vamos por la reincorporación de todos los becarios e investigadores. Vamos contra el ajuste en Ciencia y Técnica.

Compartir

Comentarios