fbnoscript
15 de septiembre de 2017

Investigadores del Conicet le respondieron al ministro Barañao

Cuarto día de toma en el Ministerio de Ciencia y Técnica
La toma del Ministerio de Ciencia y Técnica (MinCyT) por parte de los investigadores ingresó en su cuarto día en medio de masivas asambleas que nuclean hasta 300 compañeros y rodeada de solidaridad.
 
En el día de hoy, la asamblea de la toma difundió una respuesta al ministro de ciencia y técnica, Lino Barañao, que salió por los medios a desmentir que exista un ajuste en el área. El ministro, dicen los investigadores, oculta que "hubo una reducción del más del 30% del presupuesto para el sector, un recorte de la cantidad de becas, exclusión de proyectos de investigación y recorte de subsidios para las investigaciones". Y rechazan la supuesta motivación electoral que el ministro le atribuye a la toma: "los trabajadores y trabajadoras del Conicet estamos organizados/as y movilizados/as por nuestras reivindicaciones desde hace años".
 
La permanencia en el Ministerio se resolvió como resultado del incumplimiento por parte del gobierno de un acta acuerdo suscripta en diciembre pasado, que establecía la reubicación de más de 400 investigadores despedidos del Conicet en otros organismos estatales, respetando el salario y las condiciones de trabajo.
 
El movimiento tiene un alcance nacional. En todo el país se han desarrollado asambleas (y en algunos casos tomas, como en Mendoza) que han resuelto aportar al fondo de lucha y nuevas delegaciones están en viaje en estos momentos a Buenos Aires.
 
El gobierno aspira a una recontratación en universidades nacionales bajo peores condiciones salariales y bajo una extrema precarización laboral. El pasado martes, las organizaciones que nuclean a los científicos presentaron una adenda con tres puntos mínimos que apuntan a preservar el salario y la estabilidad laboral de los investigadores.
 
Luego del abrazo masivo que cubrió de punta a punta la explanada y el frente del Ministerio de Ciencia y Técnica, el pasado jueves, se preparan festivales para este viernes y para el próximo sábado. Las asambleas periódicas resuelven la marcha del conflicto.
 
La pelea de los investigadores del Conicet coincide con las tomas de los estudiantes secundarios porteños contra la reforma educativa que avanza en una descalificación de la escuela secundaria.
 
Claramente, la ofensiva antieducativa de Macri y los gobernadores ha encontrado una respuesta de lucha.

Compartir

Comentarios