fbnoscript
1 de febrero de 2018

“Cuando anuncian que Gendarmería va a reprimir, es cuando más gente viene al acampe”

Entrevista con Roy Stanig, delegado despedido de Río Turbio.

De los 47 trabajadores que tiene la usina de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, 30 fueron despedidos, como parte del tendal de cesantías dispuesto por la intervención de YCRT.

Entre ellos está Roy Stanig, uno de varios delegados despedidos, con quien conversó Prensa Obrera. Los despidos, señala, llegan cuando todavía no ha terminado la dilatada construcción de la usina (aún le falta el 10%), y Stanig señala que “el propósito evidente de esto es el vaciamiento de la usina, para después privatizarla. Ya pasaron la jurisdicción de la mina a un ministerio, y la de la usina a otro. El desguace indica las intenciones de esta gente”.

¿Hay alguna propuesta de negociación por parte de la empresa?

Lo que hay son continuas dilaciones. Entre esta tarde y esta noche (por el jueves 1° de febrero) habrá más reuniones con el interventor, Omar Zeidán, pero más o menos podemos suponer con qué nos vendrá: pedirá que entreguemos el convenio a cambio de los despidos [así lo ha expresado públicamente en numerosas ocasiones]. Eso ya se hizo con petroleros y también en Tierra del Fuego: entregaron cláusulas del convenio para evitar los despidos, y después despidieron lo mismo. Una trampa.

¿Cómo está el ánimo entre la gente?

Está bien, muy bien. Hubo un momento de bajón, pero la gran movilización popular en solidaridad con nosotros, que nos hizo sentir acompañados por todo el pueblo, levantó de nuevo los ánimos, y mucho. Una prueba de eso es que cuando más gente viene a la bocamina es cuando se anuncia que Gendarmería va a reprimir. Es un aguante enorme, nos hace sentir muy fuertes.

Nahuel Guer, docente, militante del Partido Obrero, es uno de los que se han acercado –como todo el PO provincial− a dar su respaldo a los trabajadores de Río Turbio: “como dice Roy −añade− lo que ofrece la intervención es pura incertidumbre, porque quieren que se entreguen cláusulas del convenio a cambio de los despidos, pero luego despiden igual como hicieron con los petroleros”. Sobre el respaldo popular a la lucha, Guer subraya que el gremio docente, Adosac, hará su congreso en Río Turbio este fin de semana, para manifestar con su presencia física el respaldo a los mineros y, sobre todo, para comenzar con ellos a coordinar una lucha unitaria.

Cuando le preguntamos a Roy Stanig sobre las posibilidades de organizar una Asamblea Comunitaria, como es tradición en la zona, responde:

Estamos en camino de organizar una gran Asamblea Comunitaria. Ya se han hecho algunas, pero necesitamos una gran asamblea con mandatos de base, para marchar enseguida a una asamblea provincial.

Alicia Kirchner y su gabinete fueron a Río Turbio, aunque la gobernadora no se acercó al acampe: ¿qué pasó con eso?

Hay un intento del Frente para la Victoria de copar la movilización. Son unos caraduras: el actual intendente de Río Turbio (Atanacio Pérez Osuna), fue interventor en el yacimiento durante ocho años y, por lo tanto, uno de los grandes responsables de lo que ocurre ahora. Por supuesto no se acercan a las asambleas, porque de ahí los echamos. Algunos compañeros tienen la ilusión de que ellos puedan negociar algo, pero sólo es eso: una ilusión.

Compartir

Comentarios