fbnoscript
17 de febrero de 2018

¿Cómo enfrentamos los despidos en el CONICET?

20 de febrero, movilización a la reunión de directorio.

Durante los últimos días, el trabajo de recopilación de datos entre los despedidos y despedidas de fines de 2017 ha dado cuenta de la magnitud del recorte en curso en la investigación pública: 411 trabajadores despedidos ("doble recomendados") y 411 cuyos casos están "pendientes" de resolución (por exceder el límite de edad que fija el organismo de forma arbitraria). La ley votada recientemente contra la discriminación etaria supone que el CONICET tiene que recular en su política “histórica” de expulsar a quienes se postulan con más de 35 años, ya que como cualquiera puede darse cuenta, el conocimiento está determinado por muchos factores, pero no por sobrepasar cierta edad.

En este cuadro, las cifras constatan una situación general que se está viviendo en el ámbito estatal, donde el gobierno pretende ejecutar miles de despidos para seguir pagándole a los usureros internacionales: en INTI, el Hospital Posadas, Fanazul, los mineros del turbio, entre muchísimos otros sectores, los trabajadores y trabajadoras se han levantado para enfrentar esta política, en un “verano caliente” que tuvo como debut las jornadas del 14 y 18 de diciembre. En el CONICET, sobran los motivos: a fines de febrero, se quedarán afuera 90 científicos y científicas, la “primera tanda de despidos” aplicada por el gobierno Macri con la complicidad de las autoridades. 

ATE CONICET, un freno a la organización

Sin paros de importancia ni planes de lucha generales, en la política de las direcciones sindicales primó en todos lados el aislamiento de los conflictos y las negociaciones de las bajas. Repiten el gastado argumento de que “faltan fuerzas”, luego de que cientos de miles se movilizaran contra la reforma previsional macrista, manifestando la enorme tendencia a la lucha que existe entre la clase trabajadora.

La Junta interna de ATE-Conicet no ha sido ajena a esta política. Sin haber convocado a la asamblea regional del colectivo de despedidos ni tampoco a una del propio sindicato (¡con más de 400 despidos!), dilataron el conflicto del sector, perdiendo valiosas semanas para organizar una lucha que hay que dar ya mismo. En este sentido, fue manifiesta su falta de compromiso con la feria científica organizada en el INTI por Jóvenes científicos precarizados (JCP) y la Red Federal de Afectadxs (RFA), la cual sirvió para reactivar el conflicto. En los últimos días, frente a la perspectiva de que irrumpiera un movimiento masivo en la próxima movilización, la interna de ATE pretendió subsumir la próxima movilización al Conicet en coincidencia con la marcha convocada por Moyano para el 21F, restándole la visibilidad que la lucha de ciencia y técnica ya tienen conquistada. Esta orientación, impulsada por las direcciones que se identifican con el kirchnerismo –y ha sido acompañada por las distintas corrientes que comparten la interna-, tiene como objetivo correr de la mira al directorio del Conicet, ejecutor directo de los despidos y con múltiples vasos comunicantes con la interna del sindicato. 

Si para muestra basta un botón, ATE Capital organizó una charla en el INTI junto con la integrante del directorio, Dora Barrancos, eludiendo su responsabilidad por los despidos. Una posición para nada novedosa, de no ser porque ahora parece contar con el apoyo de “Ate desde abajo”, quienes como parte de JCP, defendían hasta hace unos meses la independencia y el cuestionamiento a todos los responsables de los despidos.

Se puede derrotar el ajuste

La maniobra de la conducción de ATE fue rechazada por los despedidos, quienes definieron en asamblea adelantar la movilización para el 20, día en que se reúne el directorio y donde se definirán los primeros despidos de febrero. 

Tenemos por delante unos pocos días para organizar la movilización y ser miles ese día para rechazar la política del gobierno y de las autoridades cómplices del organismo. 
Como en el INTI, impulsemos la deliberación colectiva y las medidas de acción directa, el único camino para enfrentar el ajuste. Llamamos a fortalecer la perspectiva que JCP desarrolló desde su conformación, por la independencia política del gobierno y las autoridades para quebrar el plan de guerra de Macri y los gobernadores contra el pueblo trabajador. El 14 y 18 de diciembre mostraron este camino.

En esta nota:

Compartir

Comentarios