fbnoscript
21 de febrero de 2018

21F: la masiva columna del sindicalismo combativo reclamó paro nacional

Fotos y videos

Miles de trabajadores y trabajadoras se movilizaron hoy junto al sindicalismo combativo y los protagonistas de las grandes luchas en curso, de forma independiente de Moyano, Yasky y el resto de los convocantes, bajo la exigencia de una lucha a fondo para derrotar el plan de guerra de Macri y los gobernadores.

Desde la columna independiente –que integraron entre otros el Sutna, la Unión Ferroviaria Oeste, los trabajadores del INTI, el Posadas y la UEP, la AGD-UBA, las seccionales antiburocráticas de la docencia en Suteba y Amsafe, el Polo Obrero, el Sitraic…– se oyó a viva voz la demanda del paro general, para hacer frente a los miles de despidos, los techos paritarios, los tarifazos e impuestazos y la pretensión de liquidar las conquistas de décadas del movimiento obrero.

El contraste fue brutal con Moyano, que frente a las cuadras de laburantes movilizados contra el ajuste omitió de forma olímpica la convocatoria (e incluso la mención) a un paro; no dijo una palabra sobre los despidos, las paritarias o la reforma laboral; e indicó como única línea de acción “responder a Macri en las urnas” el año que viene, manifestando su objetivo de encorsetar a la clase obrera en la interna del principal socio del ajuste macrista: el PJ.

Tampoco hubo menciones al paro por parte de Yasky y el resto de los oradores (Micheli hizo su llamado ritual a “construir el paro nacional”, sin mayores precisiones).

En tales circunstancias, la columna independiente marcó todo un rumbo de acción. El Partido Obrero participó de ella con una denuncia implacable de la burocracia sindical, y planteó un camino para superarla y derrotar el plan de guerra, mediante el paro nacional activo, un verdadero plan de lucha y un congreso de bases de todo el movimiento obrero, sin distinción de centrales, para trazar un programa de los trabajadores frente a la crisis nacional.

Leer más: Moyano y sus socios, sin perspectivas para el movimiento obrero. Escribe Néstor Pitrola

 

 

Compartir

Comentarios