fbnoscript
24 de mayo de 2006 | #947

Hospital Garrahan

Juicio oral y público a una enfermera

Esta semana se llevó a cabo el juicio oral y público a una compañera enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI 44) que está acusada de "negligencia". El lunes 22 se darán los alegatos y probablemente el fallo del juez (Juzgado en lo Correccional Nº 6).
 
En junio de 2002 a la compañera le tocó atender durante su turno (noche) a dos pacientes, ambos con asistencia respiratoria mecánica (ARM), uno con mayor criticidad que el otro. Mientras atendió al primero, después que se desconectara su respirador, sin que sonaran las alarmas se desconectó el respirador del segundo paciente. Tampoco en este caso funcionaron las alarmas. Aunque logró evitar la muerte de este segundo paciente, la niña quedó con una secuela neurológica. La madre decidió iniciar un juicio a la enfermera y no al Hospital, aunque en las declaraciones de los testigos, incluida la de la madre, se corrobora que los aparatos funcionaban mal y que el accionar de la enfermería era inobjetable.
 
La semana anterior hicimos una asamblea para respaldar a la compañera, movilizarnos al juzgado durante todo el juicio e iniciar la firma de un petitorio para ser entregado al juez a cargo. Comenzamos una campaña de denuncia contra el Hospital porque hasta el día de hoy se está trabajando con aparatos con mal funcionamiento.
 
La Ley de Enfermería (24.004), en su artículo 22 dice que el profesional en relación de dependencia no será imputado en ningún caso, cuando provocare accidentes o prestaciones insuficientes que reconozcan como causa la falta de elementos indispensables o la falta de personal adecuado en calidad y/o cantidad o inadecuadas condiciones de los establecimientos. Con nuestra lucha logramos incorporar a un número importante de nuevos enfermeros, que todavía no satisface las reales necesidades del Hospital. El caso de la compañera está desnudando nuevamente la crisis de la salud en el mejor hospital pediátrico de la Argentina.
 
Gracias a la alta capacitación de los enfermeros/as no ocurren desastres mayores. Los trabajadores estamos dando muestras de que es a nosotros a quienes nos interesan realmente los derechos de nuestros pibes enfermos. El caso desnudó al gobierno de K, a Ginés García y de la dirección del Hospital, que nos acusaron durante el conflicto de "abandono de persona" y de avasallar los derechos del niño, por lo cual se nos descontaron los días de paro y se abrieron causas penales a varios compañeros. El 17 de mayo, el juzgado a cargo de estas imputaciones dictó el sobreseimiento de todos los compañeros acusados de abandono de persona. Quedan procesados sólo los cuatro delegados de la Junta Interna de ATE. Seguiremos peleando.

En esta nota:

Compartir

Comentarios