fbnoscript
28 de febrero de 2018

Neuquén: Pechi Quiroga impulsa la destrucción del sistema jubilatorio de los municipales

El representante de Cambiemos e intendente de Neuquén capital, Horacio Pechi Quiroga, impulsa una reforma del sistema jubilatorio de los trabajadores municipales que constituye un profundo ataque.

La iniciativa en cuestión, propone quitarles a los 700 compañeros municipales de mayor antigüedad el derecho a jubilarse con 30 años de aportes, sin importar su edad. El resto de los trabajadores municipales, ya no cuenta con ese beneficio, pues fue eliminado en 2006.

El proyecto establece además el aumento de los aportes personales de todos los trabajadores municipales, elevándolos a un 17% en forma gradual hasta el 2021. Además, coloca la potestad en el órgano de dirección de la caja previsional la posibilidad de volver aumentar el monto de los aportes personales. Por último, da vía libre a la venta de activos del Instituto de previsión para paliar el déficit.

El proyecto oficial justifica esta decisión en un crecimiento exponencial del déficit previsional. De un déficit de $5.000.000 en el año 2014 se pasaría a uno de $120.000.000 para el presente año. Fruto de las inversiones que el instituto realizó con los fondos de los afiliados, el déficit financiero se acerca a cero. En todo el paquete oficial, el ejecutivo desconoce la deuda que mantiene con el Instituto por la falta de pago de una parte de los aportes patronales, que se estima en más de $200 millones.

Inmediatamente conocida la iniciativa de Cambiemos, el bloque del Frente de Izquierda se colocó a la cabeza de este rechazo. A propuesta de Patricia Jure, se realizó una reunión de representantes sindicales y del Instituto de previsión con los concejales de distintos bloques con el reclamo de que se ponga en marcha la “comisión especial de jubilaciones municipales”. Esta comisión tiene por función analizar la situación de la caja jubilatoria, las prestaciones y el estado de las finanzas del Instituto. En dicha Comisión, a la cual Cambiemos no asistió, la edil del Frente de Izquierda fue categórica al señalar que las causas del déficit hay que buscarlas en la extendida tercerización de trabajadores municipales, que no aportan a la caja municipal, en los magros salarios y en la deuda patronal del estado municipal. Los aumentos salariales, como el firmado este año, de un 16% en tres cuotas, también representa un golpe a la caja jubilatoria. Además, dejó en claro su rechazo al proyecto oficial y defendió el 82 móvil para los jubilados.

Los concejales del MPN, el partido gobernante en la provincia, han hecho público su rechazo a esta reforma. Es claro, sin embargo, que asistimos a una profunda demagogia, pues fue el MPN quien le brindó un voto clave a la reforma jubilatoria del macrismo en el Congreso Nacional y quién hace lo mismo con el sistema jubilatorio provincial, en donde aumentó en 4 puntos porcentuales los aportes personales y mantiene con él una millonaria deuda. Enfrentar esta reforma debe tener como plataforma, la claridad de qué aliados necesitan los trabajadores municipales. El MPN no tiene una pizca de autoridad para llevar adelante un proceso de rechazo a la reforma jubilatoria.

 

Participé de la Comisión Especial de Jubilaciones Municipales. Rechazamos el proyecto de reforma y propusimos un programa y lucha en defensa de los trabajadores.

Posted by Patricia Jure on Wednesday, February 28, 2018

Un método y un programa para enfrentar esta reforma

Frente a este cuadro, es imperioso comenzar un proceso de discusión y deliberación, para colocar a todo el gremio en estado de alerta y movilización. Todos los trabajadores municipales deben contar con un informe contable y financiero del Instituto. Es necesario el impulso de asambleas por sectores sin distinción de Sindicato y la preparación de una asamblea general del gremio. Allí es necesario impulsar un programa de los trabajadores municipales, que debería incluir, en primer lugar, el rechazo rotundo al proyecto de reforma jubilatoria de Pechi Quiroga y Cambiemos. 

Algunos representantes de los trabajadores en el Instituto de previsión consideran que, al margen de eliminar el derecho de jubilarse con 30 años de aporte, el aumento de los aportes personales es inevitable, ya que de otra forma el sistema sería inviable. Pero siempre es necesario recordar que la jubilación es un salario diferido y que, en realidad, su sostenimiento debería correr por cuenta exclusiva de la patronal. Por eso, junto al rechazo del proyecto de ordenanza de Pechi, es necesario reclamar la inmediata regularización de los contratados, incorporándose a planta permanente, para que aporten a la caja previsional; el pago inmediato de la deuda patronal y el aumento de los aportes patronales. 

El debate parlamentario debe servir para impulsar un camino de lucha para derrotar la reforma. Hay que poner en movimiento la fuerza de los trabajadores municipales para enfrentar esta reforma anti-jubilatoria

La banca del Frente de Izquierda y el Partido Obrero está a entera disposición de esta pelea.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios