fbnoscript
2 de marzo de 2018

Santa Fe: acampe de los trabajadores de Ovoprot ante el cierre de una planta

Los trabajadores de la avícola Ovoprot acampan desde mediados de febrero en las puertas de la planta de Sauce Viejo (a 20 kilómetros de Santa Fe) tras el anuncio de cierre de la misma. Son trabajadores que se desempeñan en sus puestos con antigüedades que van del año y medio a los 12 años.

La empresa ofertó pagarles las indemnizaciones ¡en 24 cuotas!, sumado al pago del salario del último mes de enero, pero sin hacer mención alguna al de febrero. Esta oferta recibió el rechazo unánime de todos los trabajadores, quienes decidieron continuar con el bloqueo en la entrada de la planta al menos hasta el próximo viernes 9/3, cuando se espera una nueva oferta por parte de Ovoprot.
Ovoprot Internacional S.A. es una firma que posee varias plantas en Argentina  y también en el exterior, y representa la principal productora y exportadora de huevo líquido y en polvo del país. Fue noticia hacia octubre del 2016 cuando, junto a Tanacorsa S.A. y La Suerte Agro S.A., conformó el consorcio Proteinsa S.A. y ganó la licitación para el salvataje de Cresta Roja, posterior a su quiebra. Por medio de una oferta de u$s 121 millones, le ganó la pulseada al holding integrado entre otros por Granja Tres Arroyos, para quedarse con el gigante avícola quebrado. Sin embargo, esto levantó revuelo al develarse que el respaldo financiero para dicha oferta fue dado por el banco brasileño BGT Pactual, cuyo fundador y ex CEO fue involucrado en la mega causa Lava Jato por intento de sobornos y entorpecimiento de la Justicia. 

Algunos de los dueños de la empresa Ovoprot figuran también como directivos de Tanacorsa S.A., y uno de los dueños de La Suerte Agro S.A., Pedro Lacau, ha sido socio en varias oportunidades del ahora Vicepresidente del INTA, el funcionario del Macrismo, Mariano Miguel Bosch.

En diciembre del 2017, Ovoprot -mediante un comunicado firmado por su presidente Sebastián Perea Amadeo (pariente del Diputado de Cambiemos, Eduardo Amadeo)- anunció a sus socios que no podría hacer frente al pago de los intereses de los títulos emitidos, debido a “situaciones excepcionales y extraordinarias”. La empresa también aduce la crisis de Cresta Roja y el “contexto económico general” como motivos del cierre, pero no ofrece la apertura de los libros contables de la firma para verificar dicha crisis.

El origen del acampe se remonta al viernes 16, cuando llegaron a la planta 2 camiones de la empresa para llevarse maquinarias. Sumado a todo esto, los despedidos se enteraron de que la empresa no realiza los aportes patronales desde hace ya un año, lo que les generó la baja de los servicios de su obra social. Ante esta situación alarmante, los trabajadores se convocaron inmediatamente en asamblea en las puertas de la fábrica y decidieron cerrar la misma y montar un acampe en resguardo de las máquinas que la patronal intentaba trasladar.

El caso de Ovoprot constituye un ejemplo del manejo fraudulento de las patronales.

Abajo los despidos.

Compartir

Comentarios