fbnoscript
28 de marzo de 2018

Subte: no al apriete, paritaria libre y recuperación salarial

Por Corresponsal

La resolución de Metrovías de otorgar, de manera inconsulta, una suma en negro a cuenta del futuro aumento que se acuerde en paritaria, tiene la intención de posponer la negociación convencional sin fecha, con la “zanahoria” de este “adelanto no remunerativo”, lo que significa que no formará parte del básico, ni incidirá sobre los distintos rubros que conforman el sueldo (aguinaldo, vacaciones, indemnizaciones, etc.).

El hecho de que se liquide una suma fija, arbitrariamente y de manera unilateral en pleno período de paritaria, configura una práctica desleal porque ignora la presentación de la AGTSyP que, con mucha anticipación, presentó su pliego de reclamos, por lo cual es justo decir que ignora al sindicato. Ni hablar si por detrás de esta movida estuviera el acuerdo con la UTA, gremio ultra minoritario en el subte que usurpa la personería gremial.

Pero no es todo. La maniobra patronal viene acompañada de una cédula amenazante de la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, sobre aplicación de multas a la organización que no acate dictámenes de conciliación ministerial. Y esto, no casualmente, a pocos días de que la Corte desconociera la justa apelación del sindicato sobre su legítimo derecho a la personería.

Todo el cuadro configura una suerte de “apriete” del gobierno macrista y la empresa para imponer una restricción al libre funcionamiento de las paritarias y a la libertad de organización de los trabajadores. Detrás de la hojarasca se esconde la intención de fijar el techo salarial que el gobierno está firmando con la burocracia sindical de los grandes gremios adeptos. Esto contra el reclamo del 35% aumento de la AGTSyP, mínimo imprescindible para recuperar el poder adquisitivo del salario.

La posición de la Agrupación Naranja es que se convoque de urgencia al cuerpo de delegados y se prepare una asamblea general para debatir cómo enfrentar el arrebato patronal y tomar el camino que están marcando el INTI, los mineros del Turbio y los bancarios.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios