fbnoscript
5 de abril de 2018

Para quebrar el ajuste salarial de Rodríguez Larreta necesitamos un verdadero paro activo y plan de lucha

Paremos con todo el 6 - Por un plenario de delegados con mandato que discuta la continuidad - Paro activo de 36 hs de todos los sindicatos de la Ciudad
Por Corresponsal
Coordinadora Sindical Clasista CABA – Partido Obrero

El gobierno de Rodríguez Larreta pretende dar un golpe al conjunto de los trabajadores que dependemos del Gobierno de la Ciudad. Se ha lanzado a una ofensiva para imponer paritarias a la baja y ataques a las condiciones laborales y sindicales.

A causa de los tarifazos, se estima que la inflación llegará a por lo menos el 25%, el macrismo apunta a una enorme confiscación salarial. En el caso de los docentes, han realizado una propuesta del 15% en tres cuotas. En el Subte han impuesto una paritaria por la vía de los hechos en torno al 17%, mientras atacan la personería del sindicato mayoritario de los trabajadores del Subte.

Frente a esto, la convocatoria a un paro que unifica a trabajadores de distintos gremios puede parecer justa y necesaria. Pero solo puede ser un paso adelante si es la confluencia de sindicatos que ya están luchando y no un reagrupamiento político que pretende sacar chapa de opositor al macrismo cuando en la realidad capitula sistemáticamente. Veamos. 

La UTE viene de una tregua de tres semanas, sin plenarios ni asambleas para organizar la lucha, aislando las medidas convocadas por Ademys; ATE Capital ni siquiera llevó adelante medidas por la paritaria –ni lo hace por la paritaria nacional–, mientras que fragmentó los conflictos por despidos en la Ciudad y le dio la espalda a conflictos de enorme envergadura como el del INTI. El paro de solo tres horas y en horario no laboral del Subte (Agtsyp) es un golpe al paro docente. En el Subte sobran las razones para parar, pero la Agtsyp ha rechazado llevar adelante paros contra la quita de la personería y su exigencia de aumento del 35% contrasta con la nula iniciativa de lucha para conquistarlo. Además de la contaminación en los vagones, en el horizonte peligran las seis horas con la nueva concesión. 

Es evidente que el paro del 6 pretende ocultar esta línea mortal para el desarrollo de los conflictos y que nos llevará a la derrota. Las razones de la misma son profundas: no quieren la derrota del ajuste macrista con los trabajadores en la calle sino una "unidad antimacrista" con todas las vertientes del PJ –kichneristas, Massa, Rodríguez Saa, Schiaretti–, a la espera de las elecciones de 2019. La lucha para derrotar el ajuste ahora choca con los intereses de los gobernadores y las patronales a las que responden, unidas por mil lazos con la política macrista. En 2017 el abandono de las calles para ganar en las urnas se reveló como una trampa. Si Macri y Rodríguez Larreta derrotan a los trabajadores hoy, estarán en mejores condiciones para ganar elecciones mañana. 

Necesitamos otro rumbo. La lucha contra el ajuste exige la mayor independencia política respecto de las patronales y sus variantes políticas, todas comprometidas de uno u otro modo con el ajuste de Macri y los gobernadores. Llamamos a parar y movilizar con todo el 6 y planteamos la convocatoria a un plenario de delegados con mandato de asambleas para poner en pie un verdadero plan de lucha y superar las limitaciones de esta convocatoria. Una verdadera lucha en cada gremio y un paro activo de 36 horas de docentes, municipales, hospitales, el subte y judiciales sería un golpe al ajuste salarial y abriría una nueva situación.

Con este planteo vamos por:

Abajo el ajuste salarial. Paritarias sin techo. Nada abajo del 25%. Cláusula gatillo automática.
Reincorporación de todos los despedidos. 
Derecho al aborto legal, seguro y gratuito. 
Derogación de la reforma previsional.
Contra la reforma laboral y el rechazo del decretazo.
Congreso de delegados de base de la CGT y la CTA.

Tribuna Docente – Tribuna Estatal – Tribuna Municipal – La Naranja del Subte –

Judiciales en la CSC – Tribuna Bancaria- Coordinadora Sindical Clasista CABA - Partido Obrero

 

Compartir

Comentarios