fbnoscript
19 de abril de 2018

Lanús: Salarios de pobreza para miles de trabajadores municipales

Por Emiliano Bonfiglio Partido Obrero de Lanús

La paritaria acordada recientemente entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Lanús y el intendente de la localidad bonaerense, el macrista Néstor Grindetti, constituye una rebaja salarial directa: 15%, en dos cuotas, contra una inflación prevista para el año de no menos de 25%.

La pérdida de 10 puntos para los más de 4 mil empleados municipales agrava la pérdida en la capacidad de consumo de sus salarios en 2017, cuando también el aumento quedó por detrás de la inflación. Con este acuerdo, los salarios estarán -recién en agosto- apenas por arriba de los 8 mil pesos, es decir, en la mitad de la canasta de pobreza de $16.600 en las últimas mediciones.

El miserable 15% en dos cuotas contrasta con el aumento de las tasas municipales que el Concejo le aprobó a Grindetti a fines del 2017, que va de un 30% hasta posibles picos de 60%. O con los recientes tarifazos del gobierno Macri: 28% en la luz, 40% en el gas, e incrementos en el transporte que a fin de año sumarán un 70%.

Ya está planteada la reapertura de paritarias

Como venimos señalando año tras año, la paritaria municipal es una negociación ficticia que termina con una entregada en regla por parte del sindicato que encabeza Miguel Pedelhez y sin lucha.

Las declaraciones previas del dirigente ya avizoraban este rumbo: su afirmación de que “el 15% era el piso para negociar” era una señal clara de acatamiento al techo que el gobierno nacional buscó imponerle a todos los gremios. Ni siquiera el reconocimiento de Macri de un rebote inflacionario en marzo y para los meses siguientes, como producto del aumento de tarifas, generó alguna reacción del gremio, que no convocó a ninguna instancia de deliberación real ni acción de lucha para pelear en defensa de los salarios.

Los bloques opositores, del PJ al kirchnerismo, hacen silencio sobre este golpe a los municipales, en línea con la parálisis a la que el sindicalismo burocrático de todos los pelajes quiere llevar al movimiento obrero frente al atropello a los salarios y la reforma laboral en carpeta –como muestra el llamado del Suteba de Baradel a “negociar con los chicos en las aulas”, o el de Moyano el 21F de esperar a las elecciones 2019 sin plan de lucha ni nada parecido.

Es necesario dar la lucha por la reapertura de paritarias para los municipales de Lanús, y por un congreso de delegados de la CGT, las CTA y todos los sindicatos. Para que los trabajadores tomen en sus manos la defensa del salario y las condiciones laborales, y que no quede a merced de la burocracia sindical que está dispuesta a entregar los salarios y conquistas históricas de los trabajadores como los convenios colectivos.

Compartir

Comentarios