fbnoscript
22 de abril de 2018

Nuevos ataques de la dirección del Hospital Posadas

Pretenden adelantar la finalización del contrato de 107 compañeros más.

Desde comienzo de año no cesan los ataques por parte de la Dirección del Hospital Posadas al conjunto de los trabajadores. Comenzaron con los despidos de 122 compañeros, siguieron con el quite de los códigos de descuentos (cuota sindical) a los dos gremios que acompañan la lucha, STS y CICOP.

Los despidos, amenazas, persecuciones, descuentos arbitrarios en los salarios, jornadas extenuantes, cambio de horarios laborales, militarización del hospital, entre otros, son moneda corriente en el Hospital y es la política que pretende imponer su directorio, con el objetivo de regimentar por completo a los trabajadores del Hospital y avanzar en la destrucción de conquistas laborales y la privatización de la salud pública por el otro.

En los últimos días, las autoridades del hospital han firmado una nueva resolución en la que plantean que 107 compañeros culminarían su contrato el próximo 30 de junio, cuando en su mayoría eran compañeros que tenían contrato hasta diciembre de este año. Allí figura toda la lista opositora que se presentó en las elecciones de ATE de diciembre de 2017, y mayoritariamente delegados y comisión directiva del STS. Claramente estamos ante una ofensiva que pretende achicar y proceder a un ajuste por un lado y borrar la organización sindical por el otro.


Abajo la tregua Silva-Leonardi

Una vez más esta política es llevada a cabo en complicidad de las direcciones de ATE y UPCN, los principales gremios del hospital. El segundo ha brillado por su ausencia, en cambio ATE se ha jugado a fondo en la defensa de esta política y de sus autoridades.
Darío Silva, secretario general de ATE Morón, quien dice defender a los compañeros, miente descaradamente para justificar sus propias tropelías. Es clara la tregua que tiene con el Director de Recursos Humanos del hospital, Juan Ignacio Leonardi, como ya denunciamos en las páginas de Prensa Obrera. ATE Morón participó en la confección de los listados de despidos. Hoy por hoy, Darío Silva cumple el rol carnero que en el pasado lo cumplía UPCN.


Organización por abajo para derrotar la ofensiva

El gobierno apunta a la reducción del gasto público mediante privatizaciones y la pérdida de conquistas laborales. 

Luego de más de tres meses de lucha por la reincorporación de los 122 despedidos, y ante estos nuevos ataques, es necesario un balance de lo hecho para impulsar con todo los nuevos pasos a seguir. 

Lo hecho hasta acá sirvió enormemente para visualizar el conflicto y denunciar los ataques y atropellos que se dan cotidianamente en el hospital, pero si realmente queremos imponer nuestro pliego de reivindicaciones y reincorporar a nuestros compañeros se vuelve imperioso trabajar hacia dentro del Hospital. En primer lugar, significa realizar una asamblea numerosa que logre imponer medidas de acciones y luchas efectivas y mayoritarias, para quebrar la política de ajuste del gobierno. Tomemos el ejemplo de los compañeros del INTI, quienes con los métodos de la permanencia, ocupación y paros activos han colocado una línea de acción y organización a seguir.
 

Compartir

Comentarios