fbnoscript
28 de abril de 2018

Petroleros: nadie tenía mandato para aceptar esta miseria

Los diversos gremios provinciales de la Patagonia firmaron un acuerdo salarial del 15% en dos cuotas.
Por Corresponsal
Agrupacion Petrolera Ahonikenk

Como lo veníamos anticipando desde la agrupación petrolera Ahonikenk de Santa Cruz, los dirigentes de los gremios petroleros aceptaron “calladitos” un acuerdo salarial del 15% en dos cuotas (7,5% en abril y otro 7,5% en octubre). Esto cuando las previsiones de inflación anual no bajan del 25% y el precio de referencia internacional del petróleo (WTI) se ha colocado recientemente en 68,20 dólares, el precio más alto desde diciembre de 2014.

Pusieron el sello Guillermo Pereyra, de petroleros privados de la cuenca Neuquina; Jorge ‘Loma’ Ávila, del Sindicato de Petróleo y Gas de Chubut; José Lludgar, de jerárquicos de la Patagonia Austral; Manuel Arévalo, de Jerárquicos de Neuquén y Claudio Vidal, de petroleros privados de Santa Cruz.
La burocracia sindical se convierte en soldadito del ajuste de Macri dando la espalda a los trabajadores y aceptando la pauta del gobierno sin chistar. Si bien en el artículo 3° de la paritaria queda una tibia cláusula de revisión, la realidad es que, incluso si se rediscute en febrero, hasta ese momento los trabajadores habrán perdido por lo menos un 10% de su salario real.

Hoy por hoy se beneficia a los monopolios petroleros pagando por la extracción del gas el triple de lo que se paga a nivel internacional, liberando los precios de los combustibles según el valor del dólar y el precio internacional del barril, rebajando impuestos y regalías y pesificando los costos (entre ellos el salario obrero) y habilitando los tarifazos que castigan a toda la comunidad –incluidas las familias petroleras.

Incluso en ese escenario las empresas están lejos de volver a invertir una parte de las superganancias obtenidas: la baja de equipos y la producción de estos últimos años cayeron de manera estrepitosa, dando lugar al crecimiento de la bolsa de desocupados (1.600 solo en el yacimiento) y originando la emigración de cientos de familias que quedaron sin su sustento. 

En los últimos 5 años los petroleros hemos perdido el 40% del poder adquisitivo de nuestro salario, y esta negociación acentúa la declinación.

Desde la Agrupación Petrolera Ahonikenk expresamos nuestra disconformidad con esta negociación y solicitamos que se la revea, ya que en ninguna base se trató con los compañeros el porcentaje paritario, nadie tenía mandato para aceptar esta miseria, ni tampoco los paritarios fueron electos por la base.
 

Compartir

Comentarios