fbnoscript
14 de junio de 2018

Se realizó el primer Congreso de la Agrupación Naranja de Docentes Universitarios e Investigadores

Con la presencia de docentes e investigadores de las Universidades de Buenos Aires, Tucumán, Salta, Misiones, Rosario, San Juan, Litoral, Luján, del Sur (Bahía Blanca), la UTN y La Plata (muchos dirigentes y delegados de los gremios de base y de la Conaduh) sesionó el primer Congreso la agrupación clasista Naranja. En su apertura, el mismo se pronunció por aclamación por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito y llamó a impulsar la marcha el día de la sesión de Diputados.

El informe de apertura, a cargo de Néstor Pitrola, desarrolló las consecuencias del pacto que el gobierno acaba de firmar con el FMI sobre la clase obrera y atacó cualquier ilusión de enfrentar a Macri en un “frente único” con la oposición cómplice del ajuste. Concluyó convocando al Plenario Nacional de Trabajadores que tendrá lugar en Lanús el sábado 23, que crece en convocatoria y se instala en el activismo.

Los informes de la mesa, integrada por Ileana Celotto (Secretaria General AGD), Antonio Roselló (Secretario Adjunto Conaduh) y Lucía Maffey (delegada ATE- Conicet y candidata a Secretaria Adjunta por la Lista 3 en las elecciones de la CTA-Micheli) desarrollaron el impacto del ajuste en la Universidad y en el sistema de ciencia y tecnología. Por un lado, los techos salariales y los recortes presupuestarios; por otro, las reformas anti educativas y destructivas del sistema de ciencia y tecnología que pactan los rectores y el directorio del Conicet con el gobierno. Ellos persiguen adaptar la educación y la actividad científica a los dictados del capital, y en función de la reforma laboral. El Sistema de Reconocimiento de Trayectos Formativos tiene el aval del grueso de los rectores; la resolución 1254/18 que ataca los títulos fue elaborada por decanos y rectores; la reducción de ingresos a la carrera de Investigador y de las becas cuenta con el aval del Conicet. Las burocracias sindicales son parte activa en este ataque: Fatun y UPCN firmaron por el 15% en cuotas sin una sola medida de lucha, cuando la inflación será al menos el doble.

 

Apertura del Congreso de la Agrupación Naranja de docentes e investigadores universitarios A cargo de Néstor Pitrola Seguilo en vivo!

Posted by Agrupación Naranja - Docentes e Investigadores Universitarios on Saturday, June 9, 2018

La declaración que votó el Congreso propone un frente único de docentes, investigadores, no docentes, estudiantes y graduados para defender la universidad estatal, laica, de ingreso libre y gratuito y un sistema de ciencia y tecnología al servicio del pueblo trabajador. Con esa consigna intervenimos en la movilización sobre el Congreso Regional de Educación Superior (CRES) que se hizo luego en Córdoba con la presencia de los rectores y el gobierno.

Del debate surgieron importantes aportes a los documentos y campañas propuestos para la deliberación. Se destacó el problema de la lucha política para clarificar el rol de la burocracia en nuestros gremios: en el caso de la Conadu, la dirección kirchnerista es un freno absoluto al desarrollo de una lucha a fondo, con paros aislados y movilizaciones sin continuidad. En la Conaduh las tendencias a la adaptación al “ritmo” de la otra federación limitaron el plan de lucha. Sin embargo en ambas federaciones los paros han tenido un acatamiento muy elevado, y entre los docentes crece la inquietud frente al ataque en curso. La agrupación Naranja se empeña en abrirle paso y organizar esta tendencia. No damos por cerrado el cuatrimestre: impulsaremos medidas de acción y asambleas que preparen las condiciones para un verdadero no inicio. Destacamos el método de la huelga neuquina como el único que puede quebrar los techos salariales, al tiempo que somos un factor en la lucha por un paro activo nacional y un plan de lucha. Con ese propósito impulsamos la movilización hacia el encuentro de Lanús.

Como parte de la batalla por recuperar las organizaciones obreras, la Naranja intervendrá en las elecciones de las tres fracciones en que la burocracia desmembró la CTA.

Fue muy rico el debate sobre diversos aspectos del ataque en curso. La necesidad de dar respuesta también en el terreno ideológico a la campaña mediática contra la Universidad y la ciencia; una campaña específica para defender la jubilación conquistada y las obras sociales; desarrollar la crítica a las reformas antieducativas, así como otras propuestas, serán incorporadas a la edición de un boletín nacional de la agrupación.

El Congreso votó en consecuencia la edición de una declaración nacional, y tres campañas inmediatas: 1) impulsar el petitorio de rechazo al pacto con el FMI, que ya recogió la firma de 12.000 docentes e investigadores, 2) campaña de pronunciamientos de gremios, asambleas, cuerpos de delegados y activistas para organizar una gran concurrencia al encuentro obrero del 23/6, 3) frente a las elecciones de la Conaduh, campaña de firmas apoyando la constitución de un frente que defienda la autonomía de la federación.

¡A desarrollar el clasismo en las universidades y en el sistema científico en todo el país!

En esta nota:

Compartir

Comentarios