fbnoscript
14 de junio de 2018

Marcha y paro de la CTA: el sindicalismo combativo marchó en una columna independiente

El 23, todos al plenario de trabajadores en Lanús.

El sindicalismo combativo participó del paro y movilización de hoy en una columna independiente de las conducciones de las CTA y Camioneros, exigiendo el paro activo nacional y un plan de lucha y llamando a la clase obrera a participar del encuentro de gremios y seccionales antiburocráticas del 23 de junio.

En la columna se destacaron delegaciones del Sutna (neumático), de la docencia -seccionales de Suteba dirigidos por la Lsita Multicolor, AGD-UBA, Ademys-, de estatales del Enacom y el Hospital Garrahan, de gráficos y de telefónicos, entre otras.

Alejandro Crespo, secretario general del Sutna -que paró las fábricas al mediodía para marchar- señaló que “esta movilización de la CTA está llamada de forma desprolija, atemporal, pero los trabajadores tenemos que  participar de cada acción y mostrarle al gobierno que los trabajadores nos preparamos para enfrentar el ajuste” y destacó que “no podemos creer que haya tantas actividades de lucha en medio de un Mundial: los trabajadores no van a frenar bajo ninguna circunstancia y seguirán luchando por los intereses de la clase obrera”.

Mientras las direcciones burocráticas de Camioneros y las CTA convocaron a esta medida un día después de la enorme movilización del 13 por el aborto legal -en un desfasaje propio del bloqueo que han ejercido a la lucha por este derecho- las y los referentes del sindicalismo combativo y la izquierda presentes marcaron la ligazón entre la batalla del movimiento de mujeres y la que libra el conjunto de la clase obrera contra el ajuste. Así, la dirigente docente bonaerense Nora Biaggio destacó que “gran parte de la docencia paró ayer y se movilizó por el aborto legal seguro y gratuito”, mientras que el legislador porteño del PO-FIT Gabriel Solano señaló que la media sanción conquistada era una jornada histórica y afirmó que “nuestro mensaje a los trabajadores es tomar el ejemplo de las mujeres: si desarrollamos una lucha de ese nivel, con esa intensidad, esa tenacidad, Argentina tiene futuro, porque el futuro del país depende de los trabajadores”.

A su turno, Solano apuntó que “estamos concurriendo a esta marcha en el cuadro de un país que se está deteriorando de una manera acelerada. En este mismo momento se está conociendo al letra chica del acuerdo con el FMI, y queda claro que es un plan de guerra contra los trabajadores: va a significar despidos en la administración publica, ataque a los jubilados, privatización de la Anses, reducción significativa del gasto público. Y este acuerdo no está sin embargo superando la crisis, porque continúa la corrida cambiaria, la devaluación y la fuga de capitales”.

Frente a ese panorama, las y los referentes enfatizaron en la convocatoria al encuentro obrero que tendrá lugar en el estadio techado de Lanús el día 23. Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, marcó que este es “convocado por sindicatos combativos, clasistas, antiburocráticas, junto con seccionales y cuerpo de delegados” y que su planteo es “continuar con esta lucha que hemos emprendido contra el ajuste, contra el plan de guerra del gobierno nacional y los gobernadores, poniendo para la clase obrera no solo acciones sino también un programa de salida a la crisis en términos de los trabajadores”. 

Jorge Adaro, secretario general de la gremial docente Ademys, marcó que “es cada vez más urgente la necesidad de ir al plenario del 23, que marque el rumbo de una nueva dirección, y sirva a su vez para poder articular las luchas en curso que la burocracia sindical deja de lado”, mientras que Crespo destacó que “una inmensa cantidad” de organizaciones gremiales de distintas partes del país han comunicado que se sumarán a la convocatoria.

Con esta perspectiva de lucha asistió el sindicalismo combativo a la movilización a Plaza de Mayo.

 

Compartir