fbnoscript

Los sindicatos de la Ciudad de Buenos Aires frente al 13J

Quién es quién en la lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras

En medio del festejo del movimiento de mujeres por haber arrancado la media sanción para legalizar el aborto en la Argentina, muchos se desviven por apropiarse de esta victoria, incluso direcciones sindicales que no han aportado nada a este movimiento de lucha o que directamente han pateado en contra.

Fueron efectivamente pocos los sindicatos que pusieron a disposición medidas concretas para promover la movilización de las trabajadoras para ir a rodear el Congreso, apoyar la vigilia y, así, lograr esta victoria. 

En los gremios estatales nacionales en la ciudad, ATE Capital (conducida por la Verde y Blanca kirchnerista), al amparo del cese de actividades de ATE Nacional, no sacó nota, ni convocatorias de las juntas internas a asambleas para ir de manera conjunta al Congreso, en contraste con las movidas realizadas por el activismo independiente de las juntas internas como Cultura o el Garrahan, donde se realizaron recorridas y asambleas, o en Acumar donde el activismo independiente, además de estas acciones, realizó un cese efectivo.

Vale lo mismo para la dirección de UTE-Ctera que hasta el mismo día 13 no había sacado ni un miserable flyer, avisando un cese que no cumplieron ni ellos. En contraste, las delegadas multicolores promovieron salir de las escuelas apoyadas en la convocatoria realizada por Ademys que sí jugó un rol activo en esta lucha con un cese desde las 12hs y aguantando toda la jornada con una carpa, junto al sindicato clasista AGD –UBA que también llamó a cese y a todas sus afiliadas a movilizarse.

En Foetra, donde la Naranja Telefónica viene realizando pañuelazos en edificios de las móviles como en Personal, Arsat o Telefónica, directamente la directiva se negó a discutir el tema, en otro ejemplo de cómo los sindicatos de la CTA Yasky se adaptaron a la política de la burocracia de la CGT, ahí donde ambos conviven. Aunque ahora publiciten en sus páginas comunicados alusivos al derecho al aborto, no organizaron nada o bloquearon esta lucha.

Dentro de la CGT, están los que firmaron la carta “Los peronistas decimos sí a la vida y no al aborto”, en contra del proyecto de la Campaña, como los Caló, Moyano, Daer, Piumato, o los de la Corriente Federal, que tampoco en sus gremios convocaron a movilizar. Es el caso de la Bancaria, donde la Secretaría General no convocó y se difundió un texto de la “juventud bancaria” en apoyo al aborto legal, pero sin medida alguna para garantizar la participación. Incluso a las delegadas gremiales de la oposición de Tribuna Bancaria, se les negó el permiso gremial para asistir desde las 15hs.

En Comercio, ni Armando Cavalieri ni su “opositor” Ramón Muerza organizaron ninguna medida, en un gremio donde las compañeras sufren maltratos, denegación de las licencias particulares y despidos masivos.

Redoblar la movilización independiente

Por sus vasos comunicantes con la Iglesia, el Vaticano y los bloques políticos patronales, las direcciones burocráticas (que han dejado pasar el 15% en cuotas, la reforma previsional y los despidos) han recibido un gran golpe con la media sanción del proyecto de legalización del aborto. Se ha demostrado que con la movilización se puede ganar y arrancar nuestras demandas. El rol de freno que juegan estas direcciones sindicales para el conjunto del movimiento obrero es otra conclusión que nos deja esta histórica jornada de lucha.

Desde la Coordinadora Sindical Clasista y el Plenario de Trabajadoras impulsamos la mayor organización de las mujeres trabajadoras para sumarlas a esta lucha por la aprobación en el Senado de esta ley y para poner en pie al conjunto del movimiento obrero, para derrotar el ajuste de Macri, los gobernadores de todos los signos políticos y el paquetazo del FMI.

Compartir

Comentarios